Entrevista | Edison Mafla aborda la gobernabilidad enfocada al fomento productivo y agropecuario - Universidad Andina Simón Bolívar
Conoce el campus universitario

Noticias Universidad Andina

Entrevista | Edison Mafla aborda la gobernabilidad enfocada al fomento productivo y agropecuario

15 de febrero, 2022

Los gobiernos locales deben articular el diálogo entre el Ejecutivo, el Legislativo y la parte administrativa. Sobre éste y otros temas habla en una entrevista Edison Mafla, docente del Área de Gestión de la Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador.

Este diálogo se suscita a propósito de la recientemente participación en la IV Feria de Cooperación Internacional e Innovación Territorial para la sostenibilidad, organizada por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, junto con otras entidades públicas.

En este espacio, Edison Mafla fue ponente invitado con el tema “Una apuesta al fomento productivo y agropecuario desde la gobernabilidad rural”. La mesa fue moderada por Jairo Rivera, docente de la Universidad y coordinador de la Casa Andina.

 

¿Cómo entender la gobernabilidad rural?

La tarea de construir un gobierno implica fortalecer capacidades para contar con una institución fuerte desde su ámbito político y técnico. Al conseguirlo, se puede decir que existe una buena gobernabilidad. Para el caso de las Gobiernos Autónomos Descentralizados Provinciales y Parroquiales rurales no es menos cierto esto; estos gobiernos locales deben considerar fundamental el alcanzar prácticas armónicas que permitan el diálogo entre el Ejecutivo, el Legislativo y la parte administrativa.

Esto, sin duda, permitirá regular al interno la planificación estratégica institucional, alineada con sus objetivos de desarrollo, con las funciones y competencias dirigidas al cuidado del ambiente, al fomento productivo y agropecuario; al fortalecimiento de la organización social, construcción y mejoramiento de la vialidad rural y la dotación de agua de riego, que de acuerdo al Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD) les compromete con las poblaciones y territorios identificados como rurales.

Por ende, será luego más fácil alcanzar la gobernanza, es decir, articular acciones con otros actores del desarrollo de su respectiva circunscripción territorial para compartir las iniciativas, proyectos y programas tendientes a consolidar la política pública local.

 

¿Cómo se puede aportar a la producción agropecuaria desde la gobernabilidad rural?

De acuerdo a la normativa vigente, las coincidencias y complementariedades de las competencias provinciales y parroquiales apuntan al fomento productivo y agropecuario. Desde ellas, se puede generar una serie de acciones.

Si bien, pueden realizarlas por separado -incluido el gobierno nacional a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca MAGAP- resulta necesario diseñar modelos de gestión que articulen todos los esfuerzos del sector público.

Esta necesidad se genera de acuerdo a la realidad de los indicadores débiles y deficientes nacionales, como son la migración interna (de lo rural a las zonas urbanas), producción y comercialización interna de alimentos, servicios básicos en la ruralidad, niveles de educación, salud, entre otros.

El diseño de modelos de gestión que articulen todos los esfuerzos del sector público puede darse a través de relaciones multinivel y la concurrencia de competencias. También de las alianzas público privadas, para involucrar a la empresa y fortalecer toda la cadena productiva, y la participación comunitaria, pensando en el rol protagónico del sector campesino, indígena, sus organizaciones de primero, segundo y tercer grado para vigilar la política pública al tiempo de propiciar niveles de competitividad que garanticen una mejor calidad de vida de la población y territorio rural.

 

¿Qué implicaciones tiene la gobernabilidad rural en el fomento productivo? 

La innovación tecnológica, el fortalecimiento permanente de las capacidades y talentos humanos, así como el intercambio permanente de experiencias, permitirán la generación de normativa aplicada, el desarrollo de nuevas herramientas, mecanismos de gestión e intervención, y finalmente, la ampliación de zonas o franjas productivas y agropecuarias para el consumo interno y externo.

Una institución fortalecida de seguro tendrá una mirada amplia para que las decisiones de la gestión pública vayan encaminadas a los contextos y coyunturas de la ruralidad local.

Cuéntanos sobre FORGAD

El Programa de Fortalecimiento de Gobiernos Autónomos Descentralizados FORGAD tiene más de quince años en la Universidad Andina Simón Bolívar, en Quito. Los procesos de formación, investigación y vinculación con la colectividad generados durante todos estos años lo han vuelto un referente académico para los gobiernos subnacionales, para otras universidades y, por supuesto, para la cooperación internacional con quiénes durante todos estos años hemos colaborado y permitido repensar la gobernabilidad y gobernanza local.

La tarea, en este sentido, es permanente. La política pública no solo es una mezcla de legalidad y legitimidad; la academia -en este caso el programa FORGAD- es un repositorio vivo de experiencias y buenas prácticas seccionales, al tiempo que es un canal para discutir y a manera de laboratorio pensar las mejores características y criterios de una adecuada implementación de la política pública local.

STR

Sigue aquí el programa Forgad Al Aire, conducido por Edison Mafla, en la radio universitaria Voz Andina Internacional. En este espacio, se analiza la política pública local, el buen uso de los recursos públicos, la eficiencia de modelos de gestión y la articulación del Estado y la sociedad civil, de la mano de expertos invitados.

Noticia---Forgad-al-Aire