Conoce el campus universitario

Noticias Universidad Andina

El Área de Salud lidera proyecto interinstitucional con la cooperación belga, sobre formación en gestión de datos para investigadores

4 de junio, 2024

La formación de instructores capacitados para escuelas de ciencia de datos en América Latina es el objetivo de un proyecto del Área de Salud recientemente aprobado y que contará con el financiamiento de la cooperación interuniversitaria flamenca para International Training Programms, en una convocatoria internacional con la Vlir-USO.

En este proyecto –coordinado desde la Universidad Andina Simón Bolívar por Fernanda Solíz, directora del Área de Salud- participan además cinco universidades que ya forman parte de un proyecto que actualmente se está ejecutando sobre violencia basada en género. Se trata de la Universidad Nacional de Loja, la Escuela Politécnica de Chimborazo; la Universidad Politécnica Salesiana, la Universidad Central del Ecuador, y la Universidad Católica Santiago de Guayaquil.

El proyecto, que lleva por nombre en inglés “Formación en ciencia de datos y gestión de datos”, pretende conformar un grupo de formadores. En la primera fase, este grupo se formará en Bélgica con instructores belgas, de Reino Unido y Brasil, a los que se denomina community instructors. Para ello, irán a Bélgica dos docentes de cada universidad; y en el caso de la Universidad Andina Simón Bolívar, serán tres.

En el segundo año, se organizan escuelas de formación que replican estos aprendizajes, aterrizado a las realidades universitarias de las seis universidades participantes, es de decir, las antes mencionadas.

El proceso prevé que, a partir de allí, en una tercera fase, se pueda diseñar un currículo especializado para que eso pase a toda la comunidad académica. Entonces, son tres fases: formando a los formadores; los formadores replican en sus comunidades; y las comunidades ya se institucionalizan. Y cada fase tendrá una duración de un año.

Para Fernanda Solíz, la importancia de este proyecto, por un lado, es el manejo técnico de competencias, y, por otro lado, una reivindicación política que busca salvar las brechas de conocimiento en la comunidad de investigadores, porque “la ciencia digna, la ciencia para la transformación tiene que ser ciencia abierta, ciencia libre, gratuita y de acceso universal”.

Por ello, se busca la formación en el manejo y la gobernanza de datos. Solíz señala que “la investigación contemporánea -especialmente cuando aborda los retos más significativos, interculturales y transdisciplinares de la investigación- no puede llevarse a cabo eficazmente sin una serie de competencias en materia de datos”.

Se refiere a las expectativas de la comunidad investigadora, los financiadores de la investigación, los editores y el público en general, de que la investigación sea transparente y responsable exigen que los investigadores profesionalicen sus competencias en materia de datos. Entre las competencias, cita los principios y la práctica de la ciencia abierta y la gestión de datos; el uso de plataformas e infraestructuras de datos; diversas técnicas de análisis y programación, técnicas de visualización y modelización, así como el desarrollo de software y anotación de datos.

STR


Whatsapp