La Universidad se mantiene en trabajo semipresencial

Noticias Universidad Andina

Universidades de la Sierra se unen a la celebración del Inti Raymi

24 de junio, 2021

Por segundo año consecutivo, se celebra el Inti Raymi en un contexto de pandemia. La virtualidad, al contrario de dificultarla, la ha fortalecido. Con este, son 14 años que el Inti Raymi se celebra como una iniciativa de las universidades e instituciones culturales, que al inicio se concentró en Quito, y que en la actualidad ha logrado consolidarse a nivel nacional.

Es una iniciativa que nación y hasta el 2018 fue organizada por la Universidad Andina Simón Bolívar. En el 2019, se asumió como prioste la Universidad Politécnica Salesiana; en el 2020, la Escuela Politécnica Nacional; y el presente año, el priostazgo tiene la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Algunos medios de comunicación, y estudiosos de la cultura, consideran que la celebración del Inti Raymi de las Universidades y Diversidades constituye el acontecimiento cultural más relevante de los últimos tiempos; sobre todo, porque en su vigencia está implícito un acumulado histórico referente a la prohibición que se estableció sobre estas manifestaciones culturales, espirituales por parte de las autoridades coloniales y republicanas. Ariruma Kowii, coordinador de la Cátedra sobre Pueblos Indígenas de América Latina, dice que “al respecto, cabe recordar que a principios del siglo XVI, instituyeron la ley de extirpación de Idolatrías y los primeros concilios limenses de la misma época, tuvieron como objetivo, la eliminación de las mismas. Esta situación y el hecho de que se haya logrado subsistir hasta la actualidad, debe ser motivo de análisis de la vitalidad de esta y otras celebraciones de los pueblos ancestrales”.

En algunas entrevistas realizadas, nuestro docente Ariruma  Kowii resalta algunos puntos relevantes de esta iniciativa; manifiesta que el objetivo fue siempre pensar en estrategias para impulsar procesos culturales, a fin de que “la academia y la sociedad en general tengan la posibilidad de interiorizar y vivir la interculturalidad; evitar que ésta se folclorice o se convierta en un espectáculo, y sobre todo, cuidar las formas y su razón de ser de su celebración”.

Asimismo, se han diseñado directrices para que los profesores de todas las universidades participantes trabajen sus propuestas. “Todo lo que se está desarrollando, desde las reflexiones de los académicos de las diferentes universidades, parte desde esas matrices propias culturales, de la lengua y de la práctica. Se habla de fortalecer las matrices culturales de las propias comunidades. De esta manera, se busca reconfigurar la narrativa referente a  la ritualidad, la espiritualidad, la identidad cultural”.

Kowii manifiesta que la vigencia del Inti Raymi de las Universidades y diversidades, ha sido posible,  gracias a la implementación de los códigos andinos, en este caso, la institucionalización del   warachimpachik, es decir, pasar el mando, la coordinación a las autoridades de otras universidades, misma que se realizará considerando el año de involucramiento a la celebración y el deseo, la voluntad de la institución, de asumirlo.

En este año, con la Pontificia Universidad Católica del Ecuador como prioste, se ha consolidado la propuesta de gestión que se viene realizando con el Inti Raymi, y que consiste en las jornadas académicas como: conferencias, talleres, exposiciones, etc.; y la realización de los rituales del Inti Raymi. En este año, debido a la pandemia, se ha priorizado la reflexión, el estudio sobre la simbología, la espiritualidad de los rituales, tema importante que no ha sido explorado, y que ha permitido que los docentes involucrados en este proceso, comiencen a delinear reflexiones que hoy por hoy, están en el debate.

La dinámica desarrollada en los últimos años ha permitido el involucramiento de las universidades de la Sierra, a excepción del Carchi, lo que le da el carácter de ser una actividad nacional. Esta situación ha motivado a que la visión de la celebración se divida en función de la expansión de la actividad. Por esta razón, se ha considerado importante nombrar tres priostes, por las provincias del Norte, concentradas en Quito; por las provincias del centro, en Chimborazo; y por las provincias del Sur, en la provincia de Loja.

De esta manera, los priostes para el 2022 serán la Universidad Central del Ecuador, la Universidad Nacional de Chimborazo y la Universidad de Cuenca.

STR