0
1
2
3
4

BOSTON | Carlos Larrea presenta propuesta de canje de deuda por naturaleza a China



Publicado: 01-03-2021

 

El Ecuador podría salvar 200.000 hectáreas de selva en 10 años, y con ello aportar con un ahorro de 117 millones de toneladas de CO2 en el mundo. Este es el corazón de una propuesta desarrollada por Carlos Larrea, director del Área de Ambiente y Sustentabilidad, y Jesús Ramos, rector de la Universidad Ikiam.

Este proyecto busca conservar la selva, mediante un mecanismo de canje de deuda por conservación de la naturaleza.

Larrea explica que tomando en cuenta la deuda externa del país, que bordea la mitad del producto interno bruto del país, se torna necesario plantear alternativas. Una de ellas se enfoca en la deuda bilateral con China, país al que Ecuador debe aproximadamente, 6000 millones de dólares.

Un canje significa -señala Larrea- que “en lugar de pagar en dólares o en petróleo, se pagaría de tal manera que el Ecuador se comprometería a destinar los fondos de la deuda a la creación de un programa para reducir la deforestación en Ecuador. Esta conservación de la naturaleza se traduciría en 421 millones de dólares”. Este proyecto sigue los pasos del que se aplicó en Brasil. El mecanismo requiere que esos fondos sean administrados por un tercero, como Naciones Unidas, explica Larrea.

¿Cuáles son los beneficios para China y el mundo? Larrea señala dos: la preservación de la biodiversidad, y otra porque se trata de la Amazonía como reserva de la biodiversidad. 

De acuerdo con una nota publicada al respecto por la Agencia de Noticias Inter Press Service, China se encuentra “en una posición de ayudar a abordar sus crisis económicas y de deuda soberana simultáneamente a los países, “como mayor acreedor bilateral del mundo”.

Esta agencia de noticias recoge, asimismo, que ya se han dado casos: “China ha participado activamente en la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda del Banco Mundial, creada por los países del Grupo de los 20 (G20) el año pasado. La iniciativa permitió a 73 países de bajos ingresos reducir sus pagos de deuda bilateral durante la crisis de Covid-19. Aunque expirará en junio, los países aún pueden solicitar la condonación permanente de la deuda”.

Por ello, Carlos Larrea mira que la propuesta es factible, porque el beneficio sería para el mundo, porque “la Amazonía es el pulmón del planeta. La Amazonía es la selva tropical más grande del mundo. Regula el clima, almacena carbones como un mecanismo natural de limpieza de la contaminación humana que en gran parte neutraliza los efectos más negativos del cambio climático”.

Inter Press Service cita una investigación del Centro GDP, que evaluó “qué países serían adecuados para canjear deuda por clima o deuda por naturaleza con China, basándose en una exposición significativa tanto a la deuda china como a los riesgos climáticos y de biodiversidad. Su perspectiva global identifica los países con mayor potencial.

En América Latina, destacan a Ecuador, que debe una cantidad equivalente a 17,1 % de su PIB a China. Tiene una posibilidad moderadamente alta de llevar a cabo un esquema de deuda por clima, según la investigación. Es el tercer país latinoamericano que recibe más financiación de los bancos políticos chinos, según la base de datos de Finanzas China-América Latina del Centro del PIB y Diálogo Interamericano”.

Son argumentos que soportan la propuesta que Carlos Larrea presentó en el seminario virtual “China, deuda, clima y naturaleza: oportunidades para la estabilidad financiera”, organizado por el Centro de Políticas de Desarrollo Global (GDP) de la Universidad de Boston, en febrero.

Descargue aquí el documento completo de la propuesta (link al repostorio)

STR

Bookmark and Compartir
icono vistos 576
NOTICIAS
A propósito de la presentación del libro Cibermuseos quiteños, Isidro Moreno y Pablo Escandón, docente del Área de Comunicación, conversan sobre este proceso de conversión del museo físico en ambientes digitales y sus retos comunicacionales....