La Universidad se mantiene en teletrabajo

Investigaciones Universidad Andina

PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

Representación mediática y crisis de representación política

Investigador:

Iván Rodrigo Mendizábal

Fecha de Inicio:

01/10/2005

Fecha de Fin:

28/02/2006

Financiamiento:

Fondo de Investigaciones Profesores Contratados

Área Académica:

Comunicación

1.  Apertura
2.  El escenario y los actores
3.  La caricatura política
4.  La crónica satírica
5.  Caricatura y palabras en Ecuador
6.  Aproximaciones metodológicas
7.  Hablando con imágenes
8.  Dibujando con palabras
9.  Gobernabilidad y comunicación
10. Conflictividad
11. Judicialización
12. La paradoja de la representación: su silencio
13. Bibliografía

Es evidente que la política hoy está mediatizada. Todo gobierno y partido político, como sucede mundialmente, ya no pueden prescindir de la prensa y de las pantallas. Esto significa que existe una relación entre la gestión política y los medios de comunicación tejiéndose, así, una imperceptible pero fuerte trama de poder en la que el juego político cobra sentido tanto para la sociedad como para el campo político. Los medios, al erigirse como nuevas tribunas, de pronto cobran hegemonía al punto de cercar al gobierno y a la sociedad. La opinión vertida en los diarios, si bien juega un valioso contrapunto con la información, así mismo incide en la crisis social y política formando percepciones diversas: esto lleva a que los medios de comunicación terminen conformándose en "jueces" de lo político por la vía de la información y la opinión, además de "partes" en la dirimencia de cuestiones que afectan al destino de todo país. Puesto que la agenda mediática hace aparecer y desaparecer temáticas políticas, los propios políticos a la final recurren a otras maneras para hacer protagonismo jugando al mismo juego mediático. El presente estudio pretende analizar cómo la caricatura y el artículo humorístico, son armas de combate o herramientas corrosivas contra una forma de hacer política. Y, por derivación, cómo los políticos conducen la opinión periodística al campo judicial, fortaleciendo de esta manera el juego político en beneficio de los propios medios y el poder.