La Universidad se mantiene en trabajo semipresencial

Noticias Universidad Andina

Estudiantes del Área de Derecho participan en concurso internacional de derecho tributario

6 de agosto, 2021

0

Por primera vez, la Universidad Andina Simón Bolívar participa en el concurso Iberoamerican Tax Moot Court (ITMC), organizado por el Iberoamerican Observatory of International Taxation – OITI. Se trata de una competencia en temas de fiscalidad internacional y está destinado para estudiantes de maestrías.

El Observatorio fue creado en el 2010 entre la Universidad Carlos III de Madrid, el Instituto Brasilero de Derecho Tributario y la Universidad Externado de Colombia, como un espacio para académicos, profesionales, administraciones tributarias y funcionarios judiciales para el estudio y debate de temas relacionados con tributación internacional.

En 2021, se desarrolla la edición X del concurso que consiste en la defensa de un caso hipotético en materia de fiscalidad internacional, desde la perspectiva del contribuyente y la administración tributaria. Éste tiene dos fases, una ronda escrita en la que los equipos participantes deben preparar dos memorandos con argumentos de defensa desde cada una de las partes y una fase oral, en la que los equipos que sobrepasen la fase escrita defenderán sus argumentos ante un tribunal, en distintas rondas.

La Universidad Andina participa con un equipo conformado por cuatro estudiantes del Área de Derecho, y su líder el profesor Álvaro Villegas, también miembro del Observatorio. Los estudiantes participantes son estudiantes de las maestrías en tributación que ofrece la Universidad, tanto de la Maestría en Derecho Tributario como de la Maestría en Planificación Tributaria y Fiscalidad Internacional.

A propósito de su participación, presentamos una entrevista con uno de los integrantes del equipo, el estudiante Jaime Pazmiño.

 

¿Qué significa este desafío para ustedes? 

Es un desafío bastante grande. Nosotros, desde el inicio, supimos que llevamos primero el nombre de una gran institución que es muy reconocida sus maestrías, pero sobre todo en materia tributaria. Las maestrías de la Andina son de las primeras en el Ecuador y de las más reconocidas. Entonces, obviamente el peso que llevamos en representar a la Universidad Andina es bastante grande. Más aún por ser la primera vez que participa la Universidad y -de lo que teníamos entendido- el Ecuador.

Nos planteamos hacer nuestro mejor trabajo a efectos de ganar. En realidad, ese es nuestro objetivo principal. Así que esperamos poder lograrlo. Hemos trabajado bastante desde que se inició este proceso y todavía nos queda trabajo por delante.

¿Cómo funciona el concurso?

El concurso se inició hace unos meses con la publicación del caso hipotético que se defiende. Luego de eso, los equipos se escriben. Esta es una fase de preparación: revisión del caso, planteamiento de preguntas declaratorias y de preparación de los documentos para la fase escrita.

El primero de agosto, nosotros como equipo de la Universidad Andina tenemos que enviar nuestros memoriales tanto en defensa del contribuyente, como en defensa de la administración tributaria, a efectos de que sean calificados por el jurado de esta primera fase.

El jurado califica los documentos escritos. De esa calificación, pasan dos equipos a la fase de rondas orales. Esta calificación es anónima, en el sentido de que el jurado no sabe de dónde es el equipo, porque asignan un número. Y el jurado simplemente recibe el memorando, por ejemplo, del equipo 10. Los 12 mejores puntuados pasan a la fase de rondas orales.

¿Cómo son las rondas orales? 

Nosotros, como equipo, preparamos tanto la defensa del contribuyente tanto como de la administración tributaria. Se sortean las rondas orales. Tal vez, por ejemplo, en esa ronda oral yo voy a defender al actor y la otra universidad concursante defenderá a la administración Tributaria, y en ese momento cada uno expone sus argumentos y réplicas. Los jueces hacen preguntas, y después hacen una puntuación. Los equipos van pasando así a las siguientes etapas hasta llegar a la final.

Por eso entonces es importante la conformación de equipos 

Exacto. Se forman equipos de 2 a 4 personas. Dentro de la fase oral, normalmente actúan dos personas que son los oradores del equipo, sin perjuicio de que el trabajo es de todo el equipo: generar el contenido, investigar sobre fiscalidad internacional y los temas relacionados al caso; preparar los argumentos de defensa de ambas partes. Asimismo, prepararnos para las preguntas que podría hacernos el tribunal, así como las exposiciones orales que sean de la de la mejor forma en temas de oratoria.

¿Cómo se decidió la conformación del equipo?  

En el proceso que yo conozco, Romeo Carpio y Juan Carlos Mogrovejo abrieron la convocatoria a los estudiantes de las maestrías tanto de fiscalidad internacional como de derecho tributario. Los requisitos era mandar el currículo. Este concurso se maneja 100% en inglés, entonces también debía contarse con la suficiencia en el idioma.

Este año somos dos estudiantes de la maestría de Derecho Tributario y dos estudiantes de la maestría de Planificación Tributaria y Fiscalidad Internacional. Marisol Castro y yo somos estudiantes de la maestría en Derecho Tributario. Gabriela Rivadeneira y Pamela León son de la maestría en Planificación Tributaria y Fiscalidad Internacional.

¿Cómo es el reto de ustedes, como equipo, al tener que prepararse de forma no presencial? 

Después de como de un año de pandemia, todos nos hemos acoplado a trabajar remotamente entonces eso creo que en realidad está dominado. Las herramientas tecnológicas que tenemos ahora facilitan. Creo que eventualmente sí nos vamos a tener que reunir presencialmente sobre todo para practicar los orales.

Entre el concurso y los estudios, son bastantes cosas por hacer, pero es muy interesante porque además de vivir la experiencia, aprendemos un montón mientras investigamos temas.

¿Cuál es la dificultad que tú ves a momento de plantear los argumentos, si debemos pensar en ambas partes del caso?  

El primer paso es empaparse de la información. Hacer una investigación abstracta de los temas puntuales, de los vicios que tiene el caso respecto a la fiscalidad internacional, la aplicación del convenio, etc. Y después si ya ir compaginando esta investigación en abstracto con los hechos del caso. Uno va viendo qué le puede servir para qué lado.

Como es un ejercicio académico, es bastante interesante hacerlo así, y es un reto desde la práctica profesional. Por ejemplo, yo siempre he estado del lado del contribuyente. Siempre he trabajado para el sector privado. Entonces, para mí es un poco más fácil, tal vez por mi experiencia profesional y tal vez cómo está configurado mi cerebro para defender al contribuyente, porque eso es lo que hago en el día a día. Entonces me cuesta un poco más ponerme del otro lado.

Pero ya cuando vas investigando y viendo los argumentos y compaginando con los hechos del caso, van fluyendo también los argumentos de la parte contraria, de la administración tributaria. Hay veces que hay argumentos más fuertes para la administración tributaria respecto de un argumento, y tal vez el reto está en el contribuyente y viceversa.

Yo creo que es un trabajo de investigación bastante arduo y creo que ese es el reto más grande: investigar, leer la mayor cantidad posible de información a efectos de fortalecer más sus argumentos de parte y parte.

¿Cuándo se va a conocer el resultado? 

En agosto se presentan. Más o menos, por septiembre se notificarán los resultados. Y las rondas orales son en noviembre. Justo en la primera semana de noviembre. Todavía hay tiempo para prepararse, pero es un trabajo del día a día, destinando un poco de tu día hasta llegar a esos momentos.

¿Cuáles los cuáles son los premios?  

Premios definidos como tal, no los conozco. Lo que hace la competencia y lo que está definido en el reglamento de la competencia son los reconocimientos que se hacen. Entonces, hay un reconocimiento obviamente para el equipo ganador, para el equipo del segundo lugar. Y también hay premios individuales, que son para la persona que haga la mejor que defensa oral. Tanto en general y uno específico en representación del contribuyente y uno en específico en representación de la Administración Tributaria.

También hay reconocimientos al mejor memorando escrito del contribuyente, y hay un premio para el mejor memorando escrito de la administración tributaria.

¿Por qué estudiar y dedicarse a esta a esta especialidad en el derecho? 

Personalmente yo escogí el Derecho Tributario desde antes de culminar mi carrera como abogad. Yo creo que el Derecho Tributario es un área en el que confluyen muchos temas de relevancia. El tema obviamente jurídico, el tema de derechos de los contribuyentes frente a su relación con la administración tributaria y la parte también fiscal respecto de la importancia de la tributación en la contribución al presupuesto del Estado y al financiamiento del Estado.

Creo que es un área del Derecho que permite compaginar este tema jurídico numérico y que tiene una incidencia en el diario vivir de la gestión de un Estado y en el diario vivir de cada una de las personas.

Todo el tiempo estamos pagando impuestos en cualquier transacción desde que vamos a la tienda hasta cosas más macro: si tenemos un emprendimiento, un negocio, etcétera. Entonces creo que eso haría que está muy presente en la vida de todos todo el tiempo y que tiene una relevancia bastante alta por esta por esa presencia que tiene.

En realidad, por eso me incliné por el Derecho Tributario, y en realidad, estoy muy contento de haberlo hecho desde hace ya más de 5 años que me dedico. Cada día aprendo algo nuevo y cada día cómo está muy ligado a los negocios, la globalización.

Entonces, siempre hay algo nuevo que aprender. Siempre hay algo nuevo por dónde la política fiscal debería ir, y debería ir de la mano del crecimiento a efectos de que haya una imposición efectiva de las transacciones, conforme a los principios de la tributación.

Y las herramientas que te proveen la maestría y la especialización que hiciste antes, ¿Cómo te han aportado? 

Cuando yo decidí hacer la especialización de Derecho de la Empresa en el 2017, si bien ya estaba trabajando en Derecho Tributario, también me parecía muy importante que un abogado que se dedique al Derecho Tributario no tiene tampoco que cerrarse únicamente a la tributación, porque el hecho de ser esta rama tan abierta a que estén tantos campos del derecho y los negocios por lo general.

Es necesario tener conocimientos adicionales. Por ejemplo, la especialización en derecho de la empresa da muy buenas herramientas de manera general, en todas las áreas del Derecho que afecta a la empresa, la propiedad intelectual, el derecho de competencia, el derecho tributario, el derecho societario, la contratación pública.

Obviamente, eso me sirvió a mí como un complemento para mi práctica tributaria. Y ahora lo que lo que buscaba con esta maestría en tributación era enfocar un poquito más en el marco regulatorio ecuatoriano y compaginar con mis conocimientos previos y mi experiencia a efectos de tener un perfil más integral y más de especialidad en tributación.

STR