Nohra Padilla: “Reciclaje sin recicladores es basura”


Nohra Padilla, reconocida recicladora, destacada por su lucha por la dignidad y el reconocimiento del papel de los recicladores en el manejo de los residuos urbanos visitó el país y mantuvo un diálogo con Spondylus.

En el 2003 fue condecorada por el Premio Goldman, conocido como el Premio Nobel del Medio Ambiente. Ha sido protagonista fundamental de grandes luchas por el reconocimiento del trabajo de los recicladores en Colombia, tanto que la agrupación que dirige, la Asociación de Recicladores de Bogotá, se ha convertido en un referente del movimiento de recicladores en América Latina y en el mundo.

Nohra Padilla estuvo en Ecuador como invitada a la presentación del libro “Salud colectiva y ecología política, la basura en Ecuador” de la docente María Fernanda Solíz, editado por la Universidad Andina Simón Bolívar y la Corporación Editora Nacional. 

 

¿Cómo describiría la lucha de recicladores latinoamericanos para la inclusión, el reconocimiento laboral, remuneración, seguridad social y el derecho a la salud?

La lucha que hemos liderado los recicladores en el Continente es la misma lucha que han tenido miles de sectores populares en una resistencia heroica por no dejarnos arrasar por la economía de mercado y no dejarnos arrasar por las soluciones de las multinacionales. Es la alternativa social que hemos encontrado los sectores populares para mantenernos en nuestros oficios, para hacer crecer cadenas de valorar, para mostrarle al mundo que desde nuestros sectores también hay alternativas sociales, políticas, ambientales y económicas.

¿Por qué es tan importante que dejemos de ver a la basura como un problema tecnológico y posicionemos una visión ecológica de la política de la basura? Que se entienda a la basura en medio de las relaciones de poder de los Estados, las corporaciones y los pueblos.

Porque la naturaleza misma se ha ido encargando de demostrarnos el sentido lógico del funcionar sistémico. La basura es un invento del mercado, se genera muchísima basura porque hay muchísimos nuevos elementos en el mercado. Somos una sociedad de consumo que solo nos interesa lo que viene dentro de un empaque pero luego no nos interesa el empaque. Todos los días, los medios nos muestran la afectación tan grande que tiene por ejemplo la masa de plástico que hay en el océano y cómo se van afectando las condiciones de los seres humanos en todas las dimensiones, pero quienes más sufren esas consecuencias son los sectores vulnerables en pobreza, porque además estamos sometidos a trampas de pobreza eternas. Por otra parte, arrasamiento de grandes dimensiones de las selvas cortando árboles para hacer papel o la contaminación de las aguas con las basuras depositadas en rellenos sanitarios o la contaminación del aire por la quema de las basuras. La naturaleza misma nos ha ido enrostrando cómo hemos hecho las cosas y hay que revertir estas situaciones y una de las alternativas es que haya un máximo aprovechamiento de los residuos. Primero, hay que tratar de cambiar la cultura del consumismo, hacer un consumo responsable, hacer muchos programas de trabajo en que la comunidad procure comprar envases que sean reutilizables, reciclables, reusables y si esto no es posible que haya un adecuado manejo de los residuos con énfasis en un sistema de aprovechamiento. Ahí es donde radica el valor del trabajo de los reciclables en todo el continente y en el sur del mundo porque África y Asia, también, tienen millones de personas recolectando materiales reciclables. Somos 20 millones de recicladores en el mundo que no solamente producimos para nosotros mismos sino que producimos impactos muy positivos para el resto de la humanidad.

En la línea del refrán “Dime cómo es tu basura y te diré en qué sociedad vives” es muy popular entre los recicladores, ¿qué nos dice la basura de las sociedades actuales, de las políticas públicas aplicadas por los gobiernos?

Lo primero que nos indica es el nivel económico. Un sector de estrato muy alto, de alta capacidad de consumo, produce una basura rica en materiales reciclables y una de un sector vulnerable produce basuras con un gran componente orgánico y muchos plásticos. Ahí nos da una dimensión de qué estrato económico genera esas basuras. Y la segunda cosa es que nos da, también, indicios de que la basura de los ricos y la de los pobres termina del mismo lado. La mayoría de los gobiernos quiere hacer como se hace en muchas casas en donde va a llegar una visita y no hay tiempo de limpiar la casa, se barre para que no se vea la basura pero se deja debajo de la alfombra. Esa es la política pública que ha ejercido nuestro Continente. Nosotros estamos incidiendo para que eso cambie, que no esté la basura debajo de la alfombra sino que esté como residuos, como recursos que van como materias primas a las industrias, que son residuos que tienen que manejar adecuadamente y que eso tiene una incidencia enorme en la economía, en lo social (porque hay muchos sectores vulnerables viviendo de esto) y que por eso ahí es donde se establece claramente el enfoque político. Se ha venido manejando como que los ricos generan mucha basura y requieren un sistema que les quite la basura del frente y casi siempre se la lleva a enterrar en los sectores pobres y vulnerables. Pero cuando se trata de volver este proceso un negocio ahí están las empresas privadas ricas diciendo “yo soy el que mejor lo hago”. Es un círculo vicioso en donde la política pública es cómo asegurarle ganancias a través del servicio público de limpieza a las empresas privadas.

¿Cuáles son los sueños, los retos, los desafíos para un modelo de basura cero verdaderamente inclusivo de recicladores y recicladoras?

En el mundo hay muchas iniciativas de basura cero, estas iniciativas buscan que efectivamente el sistema de aprovechamiento sea muy superior al de enterramiento y se ha logrado. En este continente mismo, en Estados Unidos hay ciudades donde el aprovechamiento es del 85 por ciento en una política pública del adecuado manejo de residuos. En Europa hay montones de iniciativas de basura cero que lo que busca es eso, que la basura no sea un residuo a enterrar sino que sea un residuo a potenciar. ¿Cuál es la connotación diferente del Continente Suramericano, Centroamericano, Asia, África e inclusos países europeos que tienen problemas de altísima pobreza como Rumania, Rusia y en España que volvió a tener crisis económica y volvieron a resurgir los recicladores? Nosotros hemos venido haciendo una lucha porque estos servidores (porque nosotros hacemos lo mismo que hace una empresa pública o privada en el proceso de limpieza urbana) sean reconocidos no solamente en su oficio y que se presta un servicio, sino que haya la misma remuneración que tienen las empresas privadas y públicas. Es ahí cuando hablamos de la inclusión, no solamente es un problema técnico que requiere máquinas, sitios de enterramiento de manejo, sino que requiere el reconocimiento de las personas que ya han venido haciendo esta labor. Muchas alternativas están diciendo que hay mejorar el sistema de gestión de basuras pero sin mirar a los recicladores y nosotros decimos reciclaje sin recicladores es basura.

A su criterio ¿cuáles son los aportes del libro que presenta la Universidad Andina Salud Colectiva y Ecología Política, la basura en Ecuador?

Es un documento de altísimo valor para la sociedad en su conjunto. Una administración juiciosa debe fijarse en él, porque entrega muchísima información de cómo ha venido pasando pero también entrega muchísima información de a dónde deben ir las tendencias. A mi modo de ver, esta publicación llega en muy buena hora al Continente porque muchas de las políticas que están incidiendo son políticas de privatización y de enterramiento, de fortalecer los capitales privados en el manejo de las basuras y este libro nos brinda una visión integral sistémica de cómo debe ser esta gestión, cuántos son los actores que intervienen en esta gestión y cuál debe ser la orientación, si se quiere filosófico porque se ha creído que manejar basura es recogerla y enterrarla y no se mira alrededor del tema. Es una publicación a muy buena hora, muy buena, con una altísima calidad investigativa y que pone muy correctamente los puntos sobre los elementos que debe contener una política pública.

Bookmark and Compartir
386
Entrevista anteriores
Billy Navarrete es parte del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos. Él participó en la XVI Conferencia Internacional por la abolición penal (ICOPA) Encuentro por una justicia sin cárceles que se realizó del 16 al 18 de junio de 2016. En esta entrevista analiza el sistema carcelario ecuatoriano, especialmente en Guayaquil
Sandra Massoni es catedrática de comunicación estratégica, consultora e investigadora y docente en distintas universidades de Iberoamérica. Dirige la Maestría en Comunicación Estratégica y la Especialización en Comunicación Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario en Argentina. Ha publicado 17 libros y 30 capítulos de libros. Spondylus aprovechó su visita para dialogar con ella.
Víctor Penchazadeh es un reconocido genetista, uno de los creadores del “Índice de Abuelidad” para identificar a los nietos desaparecidos en la dictadura militar argentina. Actualmente es Presidente de la Red Latinoamericana y del Caribe de Bioética UNESCO.
Silvia Federici es una de las pensadoras feminista marxista más importantes de la actualidad. Spondylus la entrevistó a propósito de la presentación de su libro "Calibán y la Bruja", que se realizó en la Universidad Andina.
Spondylus entrevistó a Raúl Serrano Sánchez, docente de la Universidad Andina Simón Bolívar, a propósito del Premio Nacional de Literatura que recibió por su novela Que te desnude el viento.