Docencia universitaria: "La formación no tiene fin"


 

Por: Christian Jaramillo

Director del Área de Educación

Vinicio Chávez es licenciado en Ciencias de la Educación, por la Universidad Central del Ecuador; es magister en Nuevas Tecnologías de la Educación, por la Universidad Autónoma de Barcelona en la cual, también, está cursando sus estudios doctorales. Su área actual de investigación es la formación del docente universitario, tema de mucho interés en Ecuador.

Vinicio, ¿por qué has escogido, como estudiante doctoral, el tema de la formación del docente universitario?

Dentro del trabajo de investigación pienso que es importante encontrar temas conflictivos e interesantes y este es uno de ellos porque el docente debe seguir una serie de caminos para cumplir con el proceso de enseñanza-aprendizaje. Ha sido un poco difícil abordar este tema a nivel universitario, sobre todo en Ecuador, porque topa intereses -a veces- institucionales. Pero, de una u otra forma, debemos tratar y solucionar ese tema para que existan los cambios respectivos.

¿Por qué crees tú que es importante que un docente universitario necesitaría formarse continuamente si ya se considera una persona preparada?

En primer lugar, porque la parte científica y de preparación no tiene un término, siempre es una constante motivación en el docente de prepararse, de formarse. Entonces, no hay un término final. En la parte científica no hay un término final, en la parte formativa no hay un término final. Por eso, los docentes tienen que prepararse continuamente y ese es un plus adicional para ver las capacidades que ellos pueden adquirir. No todas las capacidades son adquiridas o son propias sino que son procesos formativos en los cuales el docente se encuentra inmiscuido.

En tu experiencia, en tus investigaciones, ¿qué consideras tú que es una necesidad para el profesorado universitario: formarse continuamente, en el área de contenido que dicta o más bien, crees tú, una prioridad el que se forme en las áreas de educación?

Justamente, abordamos las áreas de educación porque son determinantes y a esto podríamos añadir lo que son las competencias no formales que son las que van dentro del perfil profesional y del perfil laboral, sobre todo. Entonces, muchas veces, nosotros como docentes decimos: “bueno, ya tenemos el PhD y ya es el culminar de todo esto”. Pero, no es así: todo el tiempo tenemos que prepararnos, todo el tiempo tenemos que actualizarnos porque la educación es sumamente dinámica. Ahora, con el proceso de globalización se hace más importante y más prioritario capacitarse constantemente.

Como sabemos, un docente universitario no tiene como requisito haber recibido cursos de formación en docencia, ni en educación sino, que se le pide que más bien sea en el contenido. ¿Tú piensas que esto crea alguna dificultad en la educación superior?

Sí crea un poco de dificultad porque la mayoría de docentes tienen experticia en su tema. O sea, en lo que ellos se formaron académicamente. Por ejemplo, yo puedo tener un PhD en física. Pero, eso no me garantiza que tenga la posibilidad de transmitir conocimientos. O sea, esos son procesos paralelos. La parte andragógica es importantísima porque tiene otra dinámica. La educación en la parte andragógica es otra dinámica totalmente diferente en donde tenemos que abordarle al estudiante adulto de una manera distinta. Entonces, un PhD puede saber, puede ser un experto. Pero, necesita la formación en esa área. Es indispensable. Para mí, es un punto trascendental.

¿Cómo describirías tú la apertura del docente universitario ecuatoriano frente a recibir cursos de formación en educación?

Nosotros, como ecuatorianos, no estamos convencidos de que podemos llegar más allá de lo que esperamos. El proceso de formación del docente está empezando y todavía tenemos limitantes en eso. No nos convencemos de que somos capaces, no nos convencemos de que podemos llegar a puestos muy altos y tenemos las herramientas para eso. Entonces, como que es un poco de miedo, tenemos un poco de miedo en afrontar lo que sí podemos superar. Yo creo que el momento que superemos esta parte del miedo podemos llegar. Todavía tenemos un poco de resistencia en lo que es formación ya sea porque hay personas o instituciones que obligan más no convencen de otra forma. Es un autoconvencimiento. A la final, es el convencimiento que tú tienes por superarte, por crecer; partimos de eso, básicamente, tenemos todavía el miedo interno que podemos alguna vez superarlo.

Cuéntanos de tus investigaciones. Tú estás realizando un trabajo sobre la formación continua del profesorado universitario, ¿de qué se trata y qué resultados que has obtenido?

Inicialmente, sí tuve dificultades en este tema que es de equipos de formación docente de las universidades en posgrado del Ecuador. Sí, tuve un poco de resistencia al inicio porque se mueven las estructuras. En la Universidad Andina he tenido una apertura muy importante, en la Escuela Politécnica Salesiana, en la Universidad Central. Sí hemos tenido un poco de complejos sobre todo de apropiación del tema en otras universidades. Dentro del proceso de investigación en sí, esta investigación ha sido cualitativa en donde hemos podido evidenciar que el docente si bien es cierto tiene una formación profesional inicial -eso es bueno porque ha cumplido ciertos parámetros dentro de escuelas, colegios, universidades- sí necesita un acompañamiento más directo dentro de lo que es formación continua. Hay universidades que tienen procesos de formación continua. Pero, falta ese proceso de control y evaluación. Entonces, en el conversatorio que tuvimos, habíamos dicho que, prácticamente, se necesita que el docente tenga ese tipo de apropiación, primero de lo que está siguiendo o asistiendo al curso y, también, que lo aplique porque tenemos cursos que los recibimos pero no sabemos si lo aplicamos o no, si es trascendental o no, si es útil o no. Esto se investigó, también, dentro del modelo de formación y, también, se hizo una apropiación de las dificultades que tienen los docentes. Dentro de algunas que yo te comentaba tienen dificultades en el seguimiento de formación continua, tienen dificultades en que han recibido, por ejemplo, práctica docente inicial dentro de lo que es la profesionalización. Pero, incompleta. Entonces, tenemos más teoría que práctica. Se hace un poco difícil el momento de afrontar los problemas en el aula y, también, las situaciones propias de los claustros universitarios. Entonces, ahí hay un conflicto en el momento de que tú quieres resolver algo. Pero, no tienes las herramientas, no has tenido un seguimiento y no tenemos un norte en sí. El posgrado carece de un norte.

Te deseamos muchísimo éxito en la conclusión de tus estudios doctorales y sabemos que tu investigación ha sido un gran aporte. Esperamos seguir en contacto para intercambiar resultados de investigaciones y poder ayudar, de esta forma, a la educación superior del país.

Bookmark and Compartir
325
Entrevista anteriores
El profesor Ramiro Ávila Santamaría analiza junto al profesor César Rodríguez Garavito el tema de los litigios estructurales y su relación con las Cortes.
El profesor Matteo Manfredi habla sobre la importancia del manejo profesional de los archivos como espacios abiertos de la memoria viva de un país.
Catalina López, directora del Área de Salud de la Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador, ha dedicado varios años de su vida a estudiar el tema del autismo. En esta entrevista, explica sus características y cómo va Ecuador en estudios e investigación al respecto.
En esta entrevista, el profesor Jean Muteba aborda el tema del Estado multicultural y la representación de los afro-ecuatorianos en los medios de comunicación.
En el área específica del Derecho Administrativo, el debido proceso es de vital importancia. El profesor mexicano Gonzalo Armienta Hernández aborda el tema al detalle en una entrevista con Spondylus