Sandra Massoni: La comunicación como encuentro sociocultural que enactúa


Publicado: 01-02-2017

Por Christian León
Docente del Área de Comunicación

Sandra Massoni, profesora argentina invitada a la Maestría de Comunicación Estratégica de la Universidad Andina Simón Bolívar, entre sus actividades académicas, participó en el conversatorio “Nuevas metáforas para pensar al nuevo comunicador”, organizada por el Área de Comunicación de esta casa de estudio.

Sandra Massoni es catedrática de comunicación estratégica, consultora e investigadora y docente en distintas universidades de Iberoamérica. Dirige la Maestría en Comunicación Estratégica y la Especialización en Comunicación Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario en Argentina. Ha publicado 17 libros y 30 capítulos de libros. Spondylus aprovechó su visita para dialogar con ella.

En principio Sandra quería que desarrolles este concepto tan interesante y particular de la comunicación estratégica que tú has desarrollado a lo largo de los años en varios de tus textos que es esta idea de la comunicación como un encuentro socio-cultural vinculado a la multidimensionalidad y el sentido fluido.

La redefinición de la comunicación que estás mencionando es una redefinición que nosotros estamos proponiendo a partir de varias cuestiones, pero en particular de comprender y de entender las derivaciones terribles de los reduccionismos a los que han sido sometidos los estudios comunicacionales y las prácticas a partir de las teorizaciones y metodologías clásicas. Nuestra redefinición de comunicación implica entender que la comunicación es siempre un encuentro sociocultural, pero no un encuentro cualquiera, sino uno que en “enactúa”, que hace emerger nuevas realidades. En nuestra teorización de la comunicación estratégica, vimos la importancia de profundizar la cuestión de que toda situación de comunicación, toda mirada comunicacional requiere mirar la complejidad y en este sentido es que nuestra teoría propone un registro de la comunicación en dimensiones múltiples, Lo que estamos proponiendo es que este encuentro socio-cultural implica una consideración de esa complejidad y de esa multidimensionalidad de la comunicación que está presente en todos las situaciones y que, desde las miradas tradicionales, desde las miradas clásicas, se desconsidera. Las teorías clásicas, las teorías funcionalistas o las teorías críticas por ejemplo, cualquiera de ellas, se focaliza en una dimensión en particular. Por ejemplo las teorías funcionalistas se focalizan en la dimensión del dato, y cuando uno trabaja en esa dimensión lo que puede operar o promover es un solo proceso comunicacional que es el proceso de la información, el proceso de la transferencia. Entonces esa sería la característica de la dimensión informativa vinculada a todas las teorizaciones funcionalistas. Distinto es si tratamos de mirar el aporte de la dimensión ideológica de la mano de las teorías críticas, por ejemplo, donde lo que hacemos es focalizarnos también en una única dimensión, cuando un comunicador opera a partir de esas teorías, de esas metodologías, de esas técnicas propias de las teorías críticas, lo que está trabajando es esa dimensión ideológica y puede generar procesos diversos pero el más típico es el de la denuncia.

Nuestra teoría de la comunicación estratégica lo que está proponiendo es que esas dimensiones existen igual aunque yo opere o analice en una investigación solo una de las dimensiones y que es un reduccionismo que necesitamos superar. Es que la teoría de la comunicación estratégica aborda la complejidad, la diversidad de la comunicación para generar en todo caso una consideración en simultáneo de esta multidimensionalidad que es propia de lo comunicacional.

A tono con esta nueva concepción de la comunicación tú has fijado un especie de horizonte ético para la comunicación estratégica que es el cambio social conversacional ¿en qué consiste este cambio?

La idea es que también cada una de estas dimensiones que hemos desarrollado y que son las dominantes en los estudios comunicacionales, también en las prácticas profesionales, genera un tipo de proceso comunicacional. Entonces la transferencia es un dominio, es un sometimiento, es una modalidad de vinculación comunicacional, una modalidad de vinculación intersubjetiva micro/macro social que está enfocada en el sometimiento, las técnicas que se manejan en la dimensión informativa son técnicas de control. Entonces ¿por qué decimos que la teoría de la comunicación estratégica de la Escuela de Rosario es una teoría que aporta a la democratización? Porque la propuesta teórica y metodológica de la comunicación estratégica implica una consideración valorativa y crítica de lo que se puede aportar en la operación y en el análisis de cada dimensión de la comunicación. Es el investigador el que decide qué dimensión va a incorporar en su investigación y cómo va a aportar a esta conversación situada, siempre una estrategia de comunicación es un dispositivo que trabaja en desplegar una conversación situada.

Entonces ¿qué somos los comunicadores? Especialistas en ese cambio social conversacional, siempre teniendo en cuenta los objetivos y la posición ideológica-política-epistemológica desde la cual se hace la investigación, cosa que en cualquier investigación enactiva debe explicitarse..

Mencionaste otro concepto fundamental dentro de la visión de comunicación estratégica de la Escuela de Rosario que es “enacción” y “enactuar” que parte de teorizaciones de Varela pero que tú los reformulas, quisiera que desarrolles ese concepto.

Así es, ¿por qué nosotros tomamos la categoría “enacción” de Francisco Varela y también de Humberto Maturana? Hay muchos autores que trabajan con esta misma categoría, nosotros podemos mencionar a Piaget, en su epistemología genética, a Bruner a Vigotsky a muchos autores. Lo que nos interesa de Varela en particular es la categoría enacción como teoría cognitiva, una teoría que en lugar de desconsiderar el componente de lo vivo que compartimos los seres humanos con el resto de los seres vivos lo pone en el centro de la escena. Los seres humanos conocemos a partir de nuestras vivencias como ser seres vivos, de ser seres en el mundo que estamos en un interesantísimo acoplamiento dinámico y evolutivo con el mundo. Entonces no hay tal posibilidad de observar un mundo separado de ese acoplamiento dinámico y evolutivo.

La evolución enactiva en comunicación que estamos proponiendo desde la Escuela de Rosario trabaja desde ese registro en el cual proponemos justamente a la tipología de investigación enactiva como una que se agrega a las tipologías tradicionales de los estudios comunicacionales que han sido descriptivas, han sido explicativas; pero para nosotros el objeto de estudio de la comunicación -entendido como una disciplina- requiere una nueva tipología en las formas de investigar y esta nueva tipología que nosotros proponemos es la investigación enactiva en comunicación ¿Por qué? Porque el objeto de estudio de nuestra disciplina es el encuentro como cambio social conversacional. Entonces requiere ser coherente y mantener pertinencia con este componente de lo fluido, la comunicación siempre está cambiando, siempre está moviéndose, siempre está transformándose por eso se habla del paradigma de lo fluido.

Ahí hay un aspecto que me parece tremendamente interesante y que creo conecta con una serie de inquietudes contemporáneas respecto de la crítica del eurocentrismo en general, en los estudios sociales, en los estudios de comunicación y justamente desde tu experiencia en el trabajo o en los estudios ambientales y los movimientos ambientales ¿cómo de alguna manera la comunicación estratégica ayuda a superar el antropocentrismo?

Sí, y el eurocentrismo también. En ese sentido, respecto de lo ambiental en particular, hay una riquísima trayectoria en Latinoamérica que poco a poco nos fue separando de esas posiciones eurocéntricas que estás mencionando y nos fue acercando a los comunicadores latinoamericanos a los saberes originarios, los saberes de los pueblos ancestrales. Cada país, cada región tiene estos saberes que han sido subsumidos, han sido ocultados, han sido violentamente dejados de lado por los saberes eurocéntricos y que poco a poco estamos recuperando. Entonces la comunicación enactiva aporta al registro del diálogo de saberes, a la operación del diálogo de saberes. En este sentido no solo es una opción democratizante sino que a la vez es una opción que trabaja en una consideración valorativa y crítica del saber científico. No tenemos por qué perder los criterios de cientificidad al hacer investigación enactiva; sin embargo la ciencia no es el único saber existente en el mundo hay otros saberes tan valiosos como el saber científico. Entonces la metodología de saber enactiva establece pasos en los cuales los saberes son considerados y valorados de la misma manera que el saber científico.

Tú incluso planteabas la posibilidad que dentro de los diseños de estrategias de comunicación plantear a la naturaleza, a la Pacha Mama, a los seres vivos como parte de este diálogo conversacional.

Claro, es un diálogo que, en el diseño de una estrategia de comunicación en una investigación enactiva, la incorporación de los actores no es solo de los actores tradicionales, de los actores definidos socio-económicamente o antropológicamente, sino que un actor puede ser perfectamente la tierra, la Pacha Mama si el proyecto es de minería o los árboles si el proyecto es de calidad de aire urbano, etc. Cada proyecto implica la consideración de actores que son los sujetos de la naturaleza, que son actores que están en el territorio teniendo una importancia fundamental en esta reconfiguración intersubjetiva micro/macro social que ocurre cuando uno despliega una investigación enactiva, una estrategia comunicacional.

En Ecuador se está trabajando la comunicación para el buen vivir, en Bolivia se está trabajando el tema de comunicación intercultural, yo creo que hay muchas sinergias con la comunicación enactiva de la Escuela de Rosario, ¿has empezado a trabajar este diálogo? ¿Qué similitudes ves con estos desarrollos?

Sí, estamos aprendiendo lo del Sumak kawsay, estamos intentado tener mucha interacción con los autores que están trabajando en esta línea del Buen vivir porque nos parece imprescindible ese diálogo de saberes en particular en Latinoamérica. En ese sentido hay algunos autores como Enrique Leff, Augusto Maya en Colombia. Muchos autores, en cada país hay un autor que de alguna manera pertenece a lo que se ha denominado el pensamiento ambiental latinoamericano donde hay indigenistas, pero ambientalistas, gente de los propios pueblos originarios que está aportando, a partir de su investigación y a partir de su trabajo, en esta línea en la línea del buen vivir. Una línea que necesitamos abrazar desde las universidades porque el saber eurocéntrico en las universidades es el dominante.

El tema de los nuevos medios especialmente esta idea de sociedad red que autores como Castells han planteado y de auto-comunicación que me parece que también en algún punto tiene que ver con la idea de dispositivos colectivos que tú trabajas desde la comunicación estratégica. Sin embargo, este trabajo en las redes sociales, están menos planificados y organizados que lo que podría ser una estrategia de comunicación ¿qué relación le ves tú con estos fenómenos?

Son miradas disciplinares. Por ejemplo, estas miradas que estás mencionando son sociológicas, la mirada comunicacional no puede quedarse solo en el análisis sino que tiene que avanzar  en este proceso enactivo que estamos mencionando. En ese sentido es que no nos interesa describir las TIC’s, lo que nos interesa trabajar estratégicamente a partir de esta ruptura que las redes digitales han generado. Yo siempre digo que ha sido importantísimo el aporte de las redes digitales en términos de un descentramiento respecto de las teorías clásicas de la comunicación porque, a partir de las redes digitales, ya es insostenible la comunicación lineal, la comunicación en secuencia, la idea de pensar en un emisor, mensaje, receptor o ese tipo de categorías que ya son inconduscentes por la sola existencia de computadoras, celulares y gente interconectada en tiempo real. Entonces sí hay una cosa que siempre señalo respecto de las TIC´s es que han hecho estallar epistemológicamente a la comunicación y, de alguna manera, han apurado el paso respecto de algunas urgente definiciones, redefiniciones respecto de lo comunicacional. No podemos quedarnos en lo comunicativo, no podemos quedarnos en este registro escindido, centrado en medios y en mensajes separados de los territorios en los cuales estos medios y estos mensajes están operando.

Retomo lo que decía al comienzo, hay muchos sociólogos analizando la comunicación digital y está muy bien que hagan ese aporte; sin embargo, eso no trabaja lo comunicacional solo trabaja lo comunicativo ¿Por qué? Porque si miramos el recorte comunicacional podríamos decir que esos estudios se ubican al nivel de la sociedad y que también hay otro tipo de estudios que ubican a la comunicación como, por ejemplo, los estudios de la psicología o los estudios de la educación que trabaja a nivel de individuos o grupos. El recorte comunicacional está a medio camino entre ambos, entre el individuo y la sociedad, y emerge a partir de una relación de fractalidad en la cual las estructuras en distintas escalas van compartiendo pautas que conectan.

Una última pregunta que tiene mucho que ver, que trabajamos mucho aquí en el Área de Comunicación: el tema de visualidades. En un momento que se está hablando de un paso de la palabra a la imagen, de la cultura de las imágenes ¿qué podría aportar en una perspectiva enactiva en el campo de la cultura visual?

Nosotros en la investigación enactiva proponemos no solo una metodología específicamente comunicacional sino técnicas y también herramientas. En las matrices de datos de la investigación enactiva se incorporan técnicas provistas por otras disciplinas, pero bajo este objetivo, esta mirada de aportar la objetivo específicamente comunicacional, por un lado. Y por el otro lado, estoy mencionando metodologías, técnicas y herramientas, hasta las técnicas es igual a metodologías de otras disciplinas; pero las herramientas son un componente particular de la comunicación que no tiene otras disciplinas porque las herramientas son un esfuerzo de visualización de ese proceso complejo y fluido que se está moviendo todo el tiempo. Entonces son un esfuerzo de visualización científica que de alguna manera va captando ese cambio social conversacional que se despliega cuando uno hace una investigación enactiva. Hay allí un trabajo de visualización científica que tiene que ver con un proceso diferente al que hacen los científicos de otras disciplinas. Allí estamos innovando, estamos creando nuevas formas de investigar, de hacer ciencia más acorde a nuestro objeto de estudio, de aportar a esta ciencia de la articulación que es a la vez una ciencia de la diversidad, una ciencia del encuentro en la diversidad.

Bookmark and Compartir
626