Reforma al Estatuto de la Universidad Andina Simón Bolívar consagra su institucionalidad y autonomía



Luego de haber sido víctima de un atropello y de cinco años de lucha por la reivindicación de derechos y el respeto a la autonomía universitaria, la Universidad Andina Simón Bolívar marcó un nuevo hito histórico con la aprobación de una importante reforma a su Estatuto. De este modo, la casa de estudios ha conseguido su institucionalización y ha logrado la plena autonomía institucional.

Durante el régimen de Rafael Correa, en los años 2015, 2016 y 2017, la Universidad fue víctima de un intento de intervención por parte del gobierno, que inició un conflicto cuando la Universidad publicó en su informe anual especializado testimonios y pruebas de violaciones a los derechos humanos.

La Universidad fue objeto de acoso institucional por parte del gobierno, que le privó de sus rentas; trató sin éxito de detener su funcionamiento académico; intentó imponer un rector a la comunidad universitaria y, con la complicidad de funcionarios del Parlamento Andino, destituyó a su Consejo Superior legítimo y desconoció al rector César Montaño Galarza, elegido legítimamente con una abrumadora mayoría, quien, luego de un proceso legal, fue restituido por la Corte Constitucional en abril de 2018.

Pese a que desde la instalación del nuevo gobierno cesó el acoso a la Universidad, quedó pendiente un conflicto, puesto que el Consejo Superior designado en forma espuria, que fue rechazado por la comunidad universitaria, intentaba dirigir la institución. Además, una reforma a su Estatuto no pudo concretarse.

Por ello, fue necesario plantear un proceso de institucionalización de la Universidad en el marco de la Comunidad Andina (CAN), en el curso del cual se desconoció al Consejo espurio y se puso en marcha la formulación de importantes reformas al Estatuto. Para ello se dieron varias acciones a nivel internacional, con la participación de los gobiernos andinos.

En el marco de las Decisiones 791 y 792 del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores (CAMRE), se constituyó un Grupo de Trabajo para la reinstitucionalización y el fortalecimiento de la Universidad Andina Simón Bolívar. El Grupo de Trabajo avanzó con cinco reuniones; elaboró informes y propuestas que permitieron que en la XX Cumbre Presidencial Andina reunida el 8 de julio de 2020, los presidentes adoptaran una Directriz Presidencial instruyendo al CAMRE que emita una Decisión que viabilice las reformas necesarias para reconducir la institucionalidad, funcionamiento y fortalecimiento de la Universidad con la integración de un Consejo Superior Provisional que proceda a reformar el Estatuto y a tratar los temas pendientes. El CAMRE adoptó la Decisión 863, que permitió la integración del Consejo Superior Provisional que, el mes de octubre de 2020, cumpliendo la referida normativa supranacional, inició el tratamiento de las reformas del Estatuto que fueron aprobadas finalmente el 3 de noviembre de 2020.

Con este paso, la Universidad Andina Simón Bolívar recuperó su institucionalidad y su plena autonomía como institución del Sistema Andino de Integración (SAI) y logró la actualización de su normativa principal, incorporando reformas que estaban pendientes desde hace aproximadamente ocho años. Los principales avances del Estatuto reformado son:

  • Reafirma la naturaleza y personalidad jurídica como institución de derecho público internacional y comunitario.
  • Profundiza la autonomía de la Universidad Andina Simón Bolívar al eliminar cualquier dependencia de otro órgano o institución del Sistema Andino de Integración.
  • Propicia la conformación de un Consejo Superior definitivo con ampliación de sus miembros y presencia de destacados académicos andinos.
  • Establece que la reforma del Estatuto de la Universidad es atribución privativa de su Consejo Superior.
  • Establece que en las sedes de la Universidad Andina Simón Bolívar debe existir un Consejo Universitario con representación de todos los estamentos.
  • Ratifica la calidad de sus programas académicos, su evaluación y acreditación, el carácter internacional de su docencia y titulaciones.
  • Reconoce y garantiza ampliamente los derechos de la comunidad universitaria.
  • Determina claramente las condiciones para la eventual ampliación de la Universidad Andina Simón Bolívar a otros países miembros y no miembros de la CAN.

Todo el proceso de defensa de la autonomía de la Universidad y su institucionalización fue posible gracias a la firme postura y unidad de la comunidad universitaria, del enorme apoyo social logrado, de la participación de instituciones, organizaciones sociales, académicos del país y el exterior. Se debe reconocer al impulso del actual gobierno ecuatoriano, del excanciller José Valencia, del canciller Luis Gallegos y de la decidida acción del Secretario General de la Comunidad Andina, Jorge Hernando Pedraza y otros personeros de ese órgano comunitario.

Participaron en todo el proceso las autoridades de la Universidad, representantes, delegados y personal de apoyo, en especial el rector César Montaño Galarza, el delegado de los docentes Fernando Balseca Franco, los representantes del Ecuador ante el Grupo de Trabajo y luego al Consejo Superior, profesor Enrique Ayala Mora y embajador Alejandro Suárez Pasquel, y los funcionarios Ana María Canelos y Germán Granda.

Para la Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador este avance institucional coincide con un momento de gran desarrollo académico, ya que ha sobrepasado por primera vez los tres mil alumnos, gracias a la enorme respuesta a su convocatoria regular a programas de posgrado y a la “Oferta Ecuador”, que ofrecieron a estudiantes de todo el país y del exterior la posibilidad de participar en programas de excelencia con costos muy reducidos en consideración a la aguda crisis que atraviesa el Ecuador.

NOTICIAS
Pablo Andrade, profesor del Área de Estudios Sociales y Globales, e investigador del Pribel analiza el papel del Estado en Latinoaméricia, y un análisis de la actuación de los Estados con respecto a la emergencia sanitaria mundial....