1
2
3

Rector de la Andina dirigió una carta a la comunidad universitaria


Publicado: 21-09-2015

Enrique Ayala Mora, rector de la Universidad Andina Simón Bolívar, emitió una carta dirigida a la comunidad universitaria en la que anuncia que no se postulará a la reelección para el rectorado de la institución en el periodo 2015-2020. En esta carta explica los motivos de su decisión y manifiesta su postura de favorecer un proceso de elección del nuevo rector equitativo.

Ayala Mora se vinculó a la Universidad Andina Simón Bolívar en 1990 como miembro de la Comisión Directiva. En 1992 fue fundador de la universidad en Ecuador, cuando se lo nombró director de lo que entonces se llamó Subsede Quito. En 1995 pasó a ser rector de la universidad con sede en Sucre, Bolivia, dignidad que desempeñó hasta 1997. En este año volvió a Quito como rector de la Sede Ecuador de la universidad, dignidad que ostenta hasta la actualidad, luego de haber sido reelegido por dos ocasiones.

Es Licenciado (1972) y Doctor (1975) en Educación por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Estudió Derecho en la misma universidad. Cursó la Maestría en Historia en la Universidad de Essex (1978-1979) y es Doctor (DPhil o PhD) en Historia Moderna por la Universidad de Oxford (1979-1982), Gran Bretaña..

A continuación presentamos su carta:

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA,

DOCENTES, FUNCIONARIOS, TRABAJADORES, ALUMNOS Y EX ALUMNOS

DE LA UNIVERSIDAD ANDINA SIMÓN BOLÍVAR SEDE ECUADOR

Queridas compañeras y compañeros;

Ha llegado el tiempo de separarme del rectorado de la Universidad. Lo hago por decisión propia, sin presiones y con convicción de que esto es lo que conviene a nuestra institución. En la Universidad Andina, el rector puede ser reelecto indefinidamente, pero ya hace cinco años anuncié que este período que termina sería para mi el último.

Les agradezco por el apoyo y el cariño que me han ofrecido siempre, por las generosas y reiteradas palabras con que han tratado de convencerme de que opte por la reelección, y sobre todo porque al fin han respetado mi decisión de dejar el rectorado. Así me han ayudado a cumplir mi palabra, cuando para otros no vale nada ante la ambición de perpetuarse en el mando. Como lo ha hecho en otros campos, también en esto la Andina dará una lección de seriedad y consecuencia.

Hemos llegado a la elección rectoral venciendo grandes problemas causados por quienes desde el gobierno han tratado por años de intervenir en la universidad y manipularla. Hemos resistido todos los intentos de injerencia, manteniendo los principios de autonomía universitaria, calidad académica, integración y servicio al pueblo al que nos debemos.

Pese a los enemigos de la universidad, vamos a elegir sin presiones ni amenazas, pensando en nuestra casa de estudios y su futuro. Se han inscrito como candidatos dos colegas que tienen una larga trayectoria en la universidad, altos méritos académicos y significativos actos de colaboración con ella. Respeto sus candidaturas y contribuiré desde mi posición para que lleven adelante su promoción con toda libertad. Pero no expresaré mi apoyo a ninguna de ellas.

Luego de la consulta previa a la elección de rector por el Consejo Superior anunciaré mi voto en ese organismo por el candidato que obtenga mayoría y haré cuanto esté a mi alcance porque el Consejo respete la consulta, enfrentando si es del caso, a quienes desde afuera tratan de usar el poder para contradecir el pronunciamiento de nuestra comunidad. Estoy seguro de que daremos a quienes se interpongan una lección de calidad humana y respeto a la autonomía universitaria. No me cabe duda de que los miembros del Consejo serán consecuentes con el pronunciamiento mayoritario, porque la consulta no es vinculante, pero tampoco es una farsa. Es orientativa para quienes creemos en la participación y el valor de la opinión de la gente.

Estoy preparando el informe correspondiente a este año. Luego de presentarlo en noviembre, organizaré una entrega del mando ordenada a quien haya sido escogido por la universidad, de manera que la institución continúe funcionando con regularidad. Luego me retiraré a mi condición de profesor y cumpliré con ese rol, dispuesto siempre a colaborar con la Andina, pero alejado del mando, que deberá ejercerlo a plenitud el nuevo rector. Para mí van a cambiar algunas cosas, pero mi afecto por la gente de la universidad y mi deseo de servirla serán los de siempre. 

 

ENLACES RELACIONADOS

 

Bookmark and Compartir
2226
NOTICIAS
Los profesores Germán Rodas, Julio César Trujillo, Simón Espinosa e Isabel Robalino (los dos últimos profesores honorarios), de la Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador...