1
2
3

La Comunidad Sorda Ecuatoriana abordó sus derechos lingüísticos


Publicado: 19-05-2017

Según el Censo de Población Vivienda de 2010, en Ecuador existen 207.541 personas sordas. Algunas de ellas son usuarias de la Lengua de Señas; otras, de ayudas técnicas y varias, de ambas. La Lengua de Señas es un bien público que contribuye a la comunicación de toda persona sorda, independientemente del grado de sordera que posea. Por ello, es importante promover el reconocimiento y los derechos de la Comunidad Sorda usuaria de la Lengua de Señas Ecuatoriana, como una minoría lingüística.

Bajo este precepto se organizó hace algunos días, en la Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador (UASB-E), un Taller y Seminario sobre los derechos lingüísticos de la Comunidad Sorda. Al encuentro asistieron 69 personas provenientes de: Quito, Riobamba, Lago Agrio, Ibarra, Ambato y Machala.

La actividad estuvo organizada por la Fundación Vivir la Sordera y el Movimiento de Educación Popular Fe y Alegría en alianza con la Red de la Comunidad Sorda Ecuatoriana y con el Patrocinio de la organización Deafchild Worlwide y la UASB-E.

El Taller y Seminario estuvo dirigido a los miembros de la Comunidad Sorda: docentes sordos y oyentes, intérpretes de lengua de señas, madres y padres de familia oyentes, sociedad civil sorda y oyente, docentes de varias universidades, representantes de la Defensoría del Pueblo, Ministerios de Educación y de Inclusión Económica y Social.

Ximena Carrera, directora de la Fundación Vivir la Sordera, destacó la actividad “porque la metodología utilizada permitió que este sea un encuentro consciente sobre la diversidad y la interculturalidad de la Comunidad Sorda Ecuatoriana. Cuando hablamos de la lengua de señas nos estamos refiriendo a una comunidad, a un idioma, a una cultura”.

Para Ximena Carrera, quien es una persona sorda, lo mejor del encuentro fue “que las personas sordas tuvimos la oportunidad de expresar a plenitud nuestros pensamientos y sentimientos en la comunicación no verbal sino signada. De igual modo, la presencia de Sebastián Ramírez, activista colombiano, dejó muchos aprendizajes”.

Luego del Taller y Seminario, la Presidenta de la Fundación Vivir la Sordera, espera que se identifique el alcance y los mecanismos de exigibilidad de los derechos lingüísticos de la comunidad de personas sordas en Ecuador; además, que la Academia y los organismos de derechos humanos enriquezcan sus reflexiones con los testimonios de las personas sordas sobre la forma en que se desarrolla la lengua de señas y su identidad lingüística y, finalmente, que se forje un compromiso de la defensa de los derechos lingüísticos de las personas sordas por parte de la Academia y de los organismos de derechos humanos.

“No me imaginé que la sordera iba a ser un camino de vida. Hoy tengo una sordera profunda. El mundo está construido para los oyentes no para los sordos. En la medida que logremos expresar cuando no escuchamos, cuando no entendemos, cuando no discriminamos las palabras, iremos construyendo un mundo para los sordos. Un mundo como ahora lo llaman: inclusivo. Vivir la sordera es nuestra posibilidad. Si yo siento vivo, si yo manifiesto vivo”, dice Ximena Carrera en el Blog de la Fundación que dirige.

Bookmark and Compartir
1239
NOTICIAS
El programa de investigación e intervención Enhancing the social value of the circular economy in Latin-America (Mejorando el valor social de la economía circular en...