UNIVERSIDAD ANDINA
SIMÓN BOLÍVAR

Ecuador

Ministerio de Educación y Cultura

 

 

 

REPUBLICA DEL ECUADOR
MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CULTURA


DECRETO EJECUTIVO QUE REGULA LA REFORMA DEL BACHILLERATO

REGISTRO OFICIAL No. 400,
29 de Agosto del 2001


DECRETO EJECUTIVO 1786









 

 

 

 

 

PRESENTACIÓN

Con razón se ha dicho que los problemas de la educación son los diversos problemas de la gente del Ecuador. Muchos ecuatorianos no alcanzan a acceder al derecho a la educación y ven limitadas sus oportunidades de participación social. Un número significativo no concluye la educación básica. Se registra familias con dificultades serias para costear la educación de sus hijos. Una gran cantidad de niños y niñas tienen que trabajar prematuramente para contribuir en el ingreso familiar y muchos de ellos deben abandonar la escuela, por la excesiva carga ocupacional. La mayoría de centros educativos siguen manteniendo características de baja calidad y las desigualdades educativas entre los servicios urbanos y rurales permanecen intocadas.
Algunos de los problemas educativos en el Ecuador son o tienden a convertirse en estructurales. La persistencia de los mismos mengua las posibilidades de articular una salida global a la crisis, en un escenario donde es evidente que la educación está llamada a ser uno de los elementos centrales del desarrollo nacional y local.
La educación requiere de la profundización de las reformas iniciadas y la consecución de la integralidad en todos los cambios. Es impostergable la implantación de políticas, medidas y estrategias para lograr nuevos resultados y mejores alternativas de vida para la población ecuatoriana.
El Ministerio de Educación y Cultura ha emprendido una reforma generada desde el núcleo mismo del sistema, que es el centro educativo como espacio y posibilidad de aprendizajes. En el establecimiento educativo se concreta de manera pública la educación y allí hay que propiciar y potencializar los factores de calidad, equidad, interculturalidad y universalidad. De este modo, se plantea una redimensión de la reforma educativa que no arranca sólo de las condiciones jurídicas o de administración del sistema, sino y fundamentalmente, de la práctica educativa a nivel institucional.
La principal estrategia de la reforma es propiciar la sensibilización de la sociedad nacional y de las comunidades locales por la educación. Si la educación no es vista y sentida como una cuestión que nos atañe a todos muy difícilmente vamos a involucrarnos en los procesos y en las necesarias transformaciones.
Después de todo una de las primeras funciones de la sociedad es la educación de sus miembros. Otras estrategias como el fortalecimiento de la participación social en los centros escolares o la descentralización de la educación hacia los organismos seccionales son concomitantes con la búsqueda de nuevas y mejores condiciones para que todos los niños, niñas y adolescentes aprendan los contenidos, destrezas y actitudes esenciales para sus vidas.
La integralidad de la reforma educativa radica en poner en marcha dentro de un mismo y sostenido proceso a los diversos niveles de la educación: la educación inicial, la educación básica, el bachillerato, junto a la modernización del Ministerio para que retome el liderazgo del sistema nacional de educación.
En este marco, se presenta la propuesta de reforma del bachillerato con base a una dilatada fase de estudios y contrastación con las experiencias en curso. Los puntos de vista del Presidente de la República y del Ministro de Educación y Cultura contextualizando la necesidad de emprender con un nuevo bachillerato en el país, constituyen ocasión propicia para retroalimentar las decisiones que en materia de política educativa ha asegurado el presente Gobierno.

PROPUESTA DE REFORMA EDUCATIVA INTEGRAL
Intervención del Señor Presidente de la República en el Acto de
Presentación de la Reforma del Bachillerato


Hablamos mucho de economía en nuestros días. Y eso quizá tiene un motivo. La crisis ha sido larga, el empobrecimiento general y las angustias por cubrir los mínimos ingresos para la supervivencia no permiten a veces pensar en otra cosa. También hablamos del deporte y este ha sido un tema positivo que nos ha elevado el sentimiento de identidad nacional, de autoestima colectiva. Pero, un país, una región del mundo que quiera salir adelante, tiene también que pensar en la Educación, tiene que ponerla entre sus prioridades fundamentales. Los ecuatorianos y las ecuatorianas debemos por ello hablar de nuestra educación y proponerle al país una iniciativa que nos permita avanzar en la Reforma Educativa.
La Educación es una de las grandes prioridades de nuestra agenda nacional. Es una preocupación permanente, porque de ella depende el porvenir de los países. Esta es una verdad incuestionable que ahora la digo una vez más. Si no pensamos en nuestra Educación, si no dedicamos a ella nuestras energías nacionales, el Ecuador jamás saldrá de la crisis, de la incertidumbre; no estructurará un gran proyecto nacional para el actual siglo y el nuevo mundo en que vivimos.
La Reforma Educativa es eje básico de la construcción de nuestro Estado-Nación. Tenemos que pensar en ella en el largo plazo, con grandes objetivos, metas y ambiciones, con una perspectiva que cubra no una sino varias generaciones de ecuatorianos y ecuatorianas. Pero, al mismo tiempo, debemos afrontarla con decisiones oportunas y acciones de todos los días, sin dejar para mañana lo que tenemos que hacer ahora.
La aplicación y profundización de la Reforma Educativa no debe ser considerada como iniciativa de un gobierno o un sector determinado, sino como una política de Estado, consagrada en la Constitución, cuyo éxito demanda el concurso de todos los sectores de la sociedad, especialmente de los que integran el sistema educativo. Por ello, el Gobierno Nacional y el Ministerio de Educación y Cultura están dando pasos para avanzar en el proceso de cambio de la educación ecuatoriana y para su avance efectivo, no bastan los esfuerzos oficiales, se requiere un gran consenso de todos los actores del proceso educativo y la sociedad en su conjunto
Al hablarles de este crucial asunto, les digo a los ecuatorianos y ecuatorianas que podemos discrepar sobre muchos puntos, sobre ciertas orientaciones económicas, sobre las percepciones regionales, sobre el cambio de ciertas instituciones; pero no podemos disentir sobre la necesidad de impulsar la reforma educativa integral en nuestro país. Yo los invito a una gran minga, para mejorar la educación.
A veces se ha pensado que innovación es comenzar todo de nuevo, como si cada gobierno o ministro dieran inicio a un nuevo país. No caigamos otra vez en ese error. La Reforma Educativa Integral no es un intento de partir de cero. Recoge nuestras mejores tradiciones educativas y los pasos que ya se han dado en estos últimos años en la aplicación de la reforma de la Educación Básica y los cambios registrados en el propio nivel del bachillerato.
La Reforma Educativa Integral debe ser el resultado de la exitosa experiencia de las últimas décadas. Justamente en este año 2001 que ha sido declarado como jubilar del centenario de la Educación Laica en nuestro país, yo convoco a todas las instituciones oficiales y privadas, a que avancemos en una reforma de sentido nacional que enfatice en la defensa de la libertad de conciencia
La Reforma Educativa Integral recoge los aportes que se han dado en América Latina y en la Comunidad Internacional. Por ello, en la base de la propuesta están principios educativos generales, de aplicación universal, que deben ser creativamente pensados desde nuestras realidades nacionales. Estos principios, son aquellos que la UNESCO ha considerado como pilares de la educación. Podemos enunciarlos de esta manera:

Aprender a conocer
Aprender a hacer
Aprender a vivir juntos
Aprender a ser
Aprender a emprender

Con los principios generales como referente fundamental vamos a profundizar el proceso de la Reforma Educativa en el Ecuador. Esta, como lo he subrayado ya, debe ser integral y abarcar todos los niveles y modalidades, a lo largo y ancho del país.

EDUCACIÓN INICIAL

El Ecuador, honrando los compromisos internacionales destaca el papel que deben desempeñar las autoridades educativas en la definición de políticas públicas intersectoriales a favor de la niñez y reafirma el valor de la educación inicial, como etapa fundamental para el desarrollo de la personalidad, el logro de una educación de calidad para todos y para la construcción de la ciudadanía de niños y niñas.
Por ello el Ministerio de Educación ha emprendido, a partir del 2001, la estructuración del nivel de educación inicial para niñas y niños, menores de cinco años, con el fin de alcanzar un desarrollo óptimo en sus capacidades y habilidades naturales, especialmente de aquellos niños en situación de riesgo.
El país cuenta con experiencias válidas en este tema, específicamente el trabajo realizado por INNFA, ORI y PRONEPE.
PRONEPE es el Programa de Educación Preescolar Alternativa del Ministerio de Educación y Cultura que brinda atención a niños y niñas, de 3 a 6 años, de los sectores urbano-marginales y rurales del país.
Cuenta con dos modalidades de atención encaminadas al desarrollo de las capacidades básicas, la construcción de conocimientos significativos y el reconocimiento y respeto de los derechos infantiles; son los siguientes:


a. Jardines integrados: 4-6 años.-
Brindan educación correspondiente al 1er. año de educación básica, ubicados donde no existen jardines fiscales; propician una adecuada articulación metodológica con el 2do. año de educación básica.
COBERTURA: 17.437 niños de escasos recursos en 21 provincias.

b. Círculos de Recreación y Aprendizaje (CRA): 3 a 6 años.-
Es la modalidad de educación inicial, no formal, que atiende a 3.900 niños en Carchi, Cotopaxi, El Oro, Esmeraldas, Guayas, Loja, Tungurahua, Zamora.
El MEC está empeñado en promover y fortalecer políticas que conduzcan eficazmente a la ampliación de cobertura y mejoramiento de la calidad en la educación, para esto está ejecutando un PROYECTO DE INVERSIÓN SOCIAL que permitirá la ampliación de cobertura a 10.000 niños y niñas, hasta diciembre del 2001.
EDUCACIÓN BÁSICA

La consolidación de la Reforma Curricular del Programa Nacional de Educación Básica se complementa con las áreas de Cultura Física, Cultura Estética, los Ejes Transversales con los temas en valores, medio ambiente e interculturalidad.
La capacitación docente será integral y tendrá énfasis en las áreas de Lenguaje - comunicación y Matemáticas.
La descentralización buscará la transformación de los antiguos Centros Educativos Matrices -rurales y urbano marginales- en redes educativas.

EL BACHILLERATO

No se ha formulado hasta aquí una propuesta desde el Ministerio para la reforma del Bachillerato, pero se han dado varias experiencias piloto, tanto en el ámbito de instituciones individuales, como de una red de colegios operada en convenio con la Universidad Andina Simón Bolívar. Este nivel es objeto de especial preocupación y vamos a establecer un marco general con los lineamientos fundamentales del bachillerato, dentro del cual se propicia el desarrollo de las propuestas y el desarrollo de otras nuevas.

EDUCACIÓN ESPECIAL

La División Nacional de Educación Especial, propone una Educación Para Todos, dando atención a la diversidad a través de la integración e inclusión educativa, de los niños y niñas con necesidades educativas especiales, con o sin discapacidad dentro del sistema regular.
El nuevo modelo de atención en Educación Especial se fortalecerá introduciendo la temática de Atención a la diversidad, en los pénsums de estudio de los institutos pedagógicos y universidades formadoras de maestros.
Considerando que el Currículo para niños con necesidades educativas especiales con o sin discapacidad, dentro de la escuela regular, es el mismo vigente para la educación inicial y básica, la respuesta a sus necesidades especiales son las adaptaciones curriculares realizadas por los equipos de apoyo del Sistema de Educación Especial, definidos en el nuevo rol para las instituciones de Educación Especial.
Con estos enunciados la Educación Especial con todos sus recursos humanos y materiales, se constituye en un Sistema de apoyo de la Educación Regular, la que en este nuevo modelo se organizará a través de los siguientes programas de acción:

1. Programa de prevención y orientación comunitaria
2. Programa de orientación para la vida (personas con discapacidad múltiple y severa)
3. Programa de centro de recursos didácticos e investigación
4. Programa de apoyo a la integración - inclusión a través de maestros integradores y de maestros multiprofesionales.

La asesoría, seguimiento y ejecución se la hará a través de tres niveles especializados, que de manera coordinada garantizarán el cumplimiento y mejorarán la calidad de la atención educativa de este sector vulnerable:

· División Nacional de Educación Especial
· Departamentos Provinciales de Educación Especial
· Instituciones de Educación Especial: Aulas de apoyo psicopedagógico, centros de diagnóstico psicopedagógico.

Los niños y niñas cuyas discapacidad no les permita continuar el bachillerato, se les orientará en actividades de formación laboral que les permita insertarse de manera productiva en el ámbito laboral de la sociedad.


EDUCACIÓN TÉCNICA
Se plantea como principio general para el desarrollo de la formación la aplicación de una educación general para el trabajo, destinada a:

· Preparación para la comprensión y manejo del mundo socioeconómico y laboral nacional.
· Formación polivalente con el propósito de habilitar para el desempeño en una familia de ocupaciones.
· Articulación entre la escuela técnica y las profesiones.
· Fundamentación del proceso enseñanza-aprendizaje en el reconocimiento y respeto a las diferencias individuales y en función de él.
· Propender al desarrollo armónico del pensamiento y la acción por el tratamiento del trabajo teórico y práctico.
· Reafirmación del carácter democrático de la Educación Técnica.
· Formación de técnicos de nivel medio capaces de generar y formar una pequeña empresa.
· Participación permanente de los sectores productivos y de la comunidad en general en el proceso de planificación y ejecución de programas vinculados con la formación.

La propuesta considera que es imprescindible optimizar los requerimientos de infraestructura física de los planteles, construyendo locales modestos pero funcionales en estricta observancia a los principios y contenidos curriculares, considerando que aquellos deben adaptarse al alumno y a su nivel de instrucción. La Reforma plantea la necesidad de instalar a todo el magisterio en un proceso de capacitación y perfeccionamiento permanente y organizar a mediano plazo la formación del docente del nivel medio técnico en coordinación con las universidades.


EDUCACIÓN POPULAR PERMANENTE

El Programa Nacional de Educación Básica Popular, comprende los ciclos de alfabetización, post-alfabetización, ciclo básico popular y funciona con unidades de producción.
Programa de Diversificado Popular, permite una formación académica y profesional, otorgando el título de bachiller en ciencias y técnicos.
La Educación Popular Permanente tiene como misión brindar el servicio educativo a través de ofertas educativas alternativas de los subsistemas: escolarizado y no escolarizado; en las modalidades presenciales, semipresencial y a distancia, dirigidas a la formación integral de las personas que por diversas razones no han tenido acceso a la educación regular.
Para mejorar la calidad de la educación en la modalidad a Distancia es importante la aplicación del nuevo reglamento, la capacitación, la profesionalización del personal de tutoría, la actualización del material autoinstruccional con el seguimiento y monitoreo de los establecimientos encargados de esta delicada tarea; como ejemplos podemos mencionar:

1. Proyecto PROCALMUC atiende a las mujeres campesinas, en los niveles de primaria popular vinculada al trabajo y producción, la temática central es la igualdad de género.
2. Proyecto Piloto Plan 50, dirigido a establecer un currículo base referencial, para el ciclo básico popular que vincula educación - trabajo - producción; funciona con la microempresa educativa de producción; con el fin de obtener el recurso humano con un perfil de microempresario capaz de generar su fuente de trabajo.

El subsistema no escolarizado comprende los centros de educación permanente sujetos al Régimen de la Educación No Escolarizada que ofertan cursos de corta duración para el desarrollo de destrezas, habilidades y competencias, con el fin de lograr una inmediata inserción laboral.
En el área de Capacitación Ocupacional se trabaja coordinadamente con el Ministerio de Trabajo y la Junta de Defensa del Artesano.
Entre nuestras tareas especiales ha estado el impulso de la reforma en todos los niveles y ámbitos de la educación, es nuestro gran compromiso para el presente y para las futuras décadas. Si al cabo de varios años hemos hecho un esfuerzo consistente y serio, podremos cosechar el resultado del trabajo realizado.
El mejoramiento de nuestra educación no es una tarea que pueda cumplirse dentro de un solo aspecto o dimensión. Cubre varios niveles y frentes. Hay mucho que hacer aquí y hay que hacerlo al mismo tiempo. Por ello estamos hablando ahora de Reforma Educativa Integral. Sin embargo, en esta oportunidad propongo de manera especial el impulso de tres iniciativas concretas que me permito delinear aquí:


EDUCACIÓN PARA LA DEMOCRACIA

La consolidación de nuestra democracia, amenazada por la pobreza extrema, la inestabilidad política y la corrupción, es uno de los grandes objetivos del país. El sistema educativo debe ofrecer la formación adecuada a nuestros alumnos y alumnas en el campo del desarrollo de los valores y de la vigencia de la democracia. Por ello debemos esforzarnos porque toda la acción educativa esté imbuida de estos elementos básicos de la vida colectiva. Además de ello, en forma particular, planteamos la existencia de tres asignaturas obligatorias para todos los alumnos que cursen el bachillerato: Estudio de la Realidad Nacional Ecuatoriana, Educación Ambiental y Educación Cívica, entendidas desde nuevos contenidos. De este modo contribuiremos a la formación de una fuerte conciencia ciudadana que ejerza sus derechos y cumpla con sus deberes en el marco de la integración de nuestros pueblos para enfrentar el futuro.


CAPACITACIÓN INFORMÁTICA

A inicios del siglo XXI ya no es suficiente saber leer y escribir, pensar que con ello se tienen los conocimientos para enfrentar la vida y el proceso educativo. Ahora es necesario conocer los instrumentos básicos de la Informática. Aprender computación, conocer un paquete mínimo de programas de uso general, saber navegar en Internet. Quien no tiene este dominio básico es un analfabeto digital, la verdad es que en el país se ha ido ampliando la brecha entre los alumnos de planteles privados caros y la mayoría de los que concurren a la educación pública. Mientras los unos tienen conocimientos informáticos cada vez más sofisticados, los otros carecen de los mínimos recursos para evitar el analfabetismo digital. Considero una de las prioridades de mi gobierno el realizar el esfuerzo que sea necesario para empezar a dotar a todos los planteles del país con el equipamiento básico que permita la enseñanza y con un componente técnico informático que ponga a nuestros jóvenes en contacto con los instrumentos de conocimiento de este siglo.


CAPACITACIÓN DOCENTE

Los grandes procesos de reforma que se han dado en nuestro país y en el ámbito internacional han enfatizado en la capacitación de los maestros. También nuestra propuesta de Reforma Integral tiene un componente central que apunta al mejoramiento de las condiciones profesionales de nuestros docentes. Para ello se llevarán adelante varios esfuerzos. Uno de ellos es un proyecto de actualización de maestros a distancia, mediante, la aplicación de las técnicas y procedimientos más avanzados. Este proyecto del Ministerio de Educación y Cultura se lo realiza en coordinación con empresas que ofrecen tecnología de punta y varios centros de educación superior. Este objetivo compromete a todos los profesores del país, a la propia estructura del Ministerio y además a las universidades que realizan programas en Ciencias de la Educación.
Por otra parte, en relación con la educación media del país, el Ministerio de Educación ha formulado los grandes parámetros del currículo como norma básica. Esto ha dado forma al decreto para la reforma curricular del bachillerato en el país. Por lo cual se deja a la iniciativa de cada establecimiento la formulación de su proyecto educativo. Ese decreto permitirá el desarrollo flexible de planes de reforma como el que lleva adelante una red de colegios mediante convenido entre el Ministerio y la Universidad Andina.


DECRETO EJECUTIVO QUE REGULA LA
REFORMA DEL BACHILLERATO

REGISTRO OFICIAL No. 400, 29 agosto del 2001
DECRETO EJECUTIVO 1786

GUSTAVO NOBOA BEJARANO
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA

CONSIDERANDO:

Que es responsabilidad del Estado definir políticas que permitan alcanzar una educación de calidad, que prepare a los ciudadanos para el trabajo y para producir conocimiento en todos los niveles educativos.
Que es política permanente del Gobierno Nacional velar por el mejoramiento de la calidad de la educación ecuatoriana, priorizando la formación para la vida en democracia, diversidad y unidad nacional;
Que el Gobierno Nacional se propone impulsar un proceso de descentralización del sistema educativo ecuatoriano en todos sus niveles, que permita mayor autonomía a los establecimientos y a las instancias provinciales y locales;
Que es urgente crear un nuevo ordenamiento estructural de todos los niveles del sistema educativo ecuatoriano, bajo el enfoque de una reforma integral, estableciendo vínculos de coordinación entre el bachillerato, la educación básica y la educación superior;
Que es necesario generar políticas respecto de la educación de los jóvenes, para lo cual hay que partir de sus necesidades, de las demandas sociales y de las experiencias de actualización y mejoramiento de la calidad del bachillerato, las mismas que deben ser consideradas como referentes para una reforma integral;
Que es necesario crear un marco normativo general, a nivel de políticas administrativo curriculares, para impulsar una definición, reforma y ordenamiento del bachillerato con el fin de fundamentar su condición formativa y terminal;
Que el Ministerio de Educación ha formulado el documento Reformas Curriculares del Bachillerato que establece los elementos de ese marco normativo general para la reforma del bachillerato; y,
En ejercicio de las atribuciones que le confiere el numeral 5 del artículo 171 de la Constitución Política de la República,

DECRETA:

CAPÍTULO I
Marco Normativo General del Bachillerato

Art 1.- El presente Decreto establece un marco normativo general con lineamientos administrativo curriculares, que recoge las experiencias de actualización y mejoramiento de la calidad, para definir, reformar y ordenar el Bachillerato en Ecuador:

Art. 2.- El funcionamiento del Bachillerato en el Ecuador se regirá en base a este Decreto y al documentos "Lineamientos Administrativo Curriculares del Bachillerato en Ecuador", que se anexa al presente Decreto y hace parte de él.
El marco normativo general se propone, por una parte, organizar el Bachillerato dentro de parámetros comunes para todo el país, pero al mismo tiempo respeta la diversidad existente y fomenta la innovación educativa y la participación de los actores en su proceso.

Art. 3.- El Bachillerato es el nivel educativo posterior a la educación básica. Tiene las siguientes características descriptivas:

a. Está dedicado a proporcionar la educación a los jóvenes adolescentes (15 - 17 años) del país;
b. Es un nivel educativo que se imparte bajo la responsabilidad de las instituciones que tienen la calidad de unidades educativas o colegios secundarios;
c. Tiene una duración de tres años;
d. Proporciona el título de bachiller;
e. Para ingresar al bachillerato es necesario que los estudiantes hayan culminado la educación básica;
f. Es un nivel educativo que brinda iguales oportunidades de ingreso y de educación a hombres y mujeres que hayan terminado la educación general básica;
g. Está regentado por el Ministerio de Educación y Cultura del Ecuador, a través de sus organismos específicos a nivel nacional, regional, provincial y local;
h. En lo administrativo hacia lo interno de la institución educativa, está bajo la responsabilidad de las autoridades y organismos que la Ley de Educación y sus Reglamentos lo establecen;
i. Puede proporcionarse mediante modalidades presenciales, semipresenciales y a distancia; y,
j. El Bachillerato es un nivel educativo terminal y coordinado con la educación general básica y la educación superior.

Art. 4.- Los propósitos generales del bachillerato son los siguientes:

a. Formar jóvenes ecuatorianos con conciencia de su condición de tales y fortalecidos para el ejercicio integral de la ciudadanía y la vivencia en ambientes de paz, democracia e integración;
b. Formar jóvenes capaces de conocer conceptualmente el mundo en el que viven, utilizando todas sus capacidades e instrumentos del conocimiento;
c. Formar jóvenes con identidad, valores y capacidades para actuar en beneficio de su propio desarrollo humano y de los demás.
d. Forma jóvenes capaces de utilizar y aplicar eficientemente sus saberes científicos y técnicos con la construcción de nuevas alternativas de solución a las necesidades colectivas;
e. Formar jóvenes con valores y actitudes para el trabajo colectivo, en base del reconocimiento de sus potencialidades y la de los demás; y,
f. Formar jóvenes capaces de emprender acciones individuales y colectivas para la estructuración y logro de un proyecto de vida.

Art. 5.- El ámbito de aplicación del marco normativo general del Bachillerato que regula este Decreto cubre a todo el Sistema Educativo Ecuatoriano, en todos sus subsistemas y modalidades.

CAPITULO II
Tipos de Bachillerato

Art. 6.- Se reconocen en el Ecuador los siguientes tipos de Bachillerato:

a. Bachillerato en Ciencias
Dedicado a una educación con enfoque de conceptualizaciones y abstracciones. Enfrenta aprendizajes primordialmente de índole humanístico y científico y sus estándares de calidad están dados por los niveles de competencias académicas que logre. Utiliza un currículum con enfoque de contenidos para lograr bachilleres generales en ciencias y bachilleres en ciencias con especialización.

b. Bachillerato técnico
Dedicado a una educación con un enfoque de desempeños. Enfrenta aprendizajes técnicos orientados primordialmente a la formación profesional y sus estándares de calidad están dados por los niveles de competencias profesionales que logre. Utiliza un currículum de competencias para lograr bachilleres técnicos polivalentes y bachilleres técnicos con especialización.

c. Bachillerato en Artes
Dedicado a una educación para el cultivo y desarrollo de todas las expresiones artísticas con sustanciales con el ser humano. Sus estándares de calidad están dados por la calidad de las competencias para ejercer expresiones artísticas. Utiliza un currículum con enfoque de competencias para lograr bachilleres en diversas líneas de expresión artística.

Art. 7.- El Bachillerato en Ciencias persigue la formación en los jóvenes adolescentes de competencias académicas respecto de las conceptualizaciones, abstracciones y aplicaciones iniciales de las ciencias experimentales y explicativas, respecto del uso social de los aprendizajes y respecto del desarrollo personal y social. El Bachillerato en Ciencias puede ser concebido con estas modalidades:

· Bachillerato en Ciencias con especializaciones:
Es el que predomina actualmente en el país. Funciona con un currículo general para todos los estudiantes y uno específico para quienes optan por una "especialización"(Esta es, por lo general, la tradicional alternativa de Físico - Matemáticos, Químico - Biológicos y Sociales).

· Bachillerato en Ciencias (General)
Esta modalidad se va imponiendo como una innovación en el Ecuador. Funciona con un currículo flexible que incluye una parte obligatoria para todos los alumnos y la posibilidad de asignaturas o módulos optativos que permiten la profundización en algunos campos.

Art. 8.- El Bachillerato Técnico persigue la formación en los jóvenes adolescentes de competencias profesionales respecto de los desempeños futuros en el espacio social de actuación del estudiante(prosecución de estudios y trabajo), respecto de instrumentaciones de gran utilidad y de desarrollo personal y social.
El Bachillerato Técnico puede ser de corte univalente o polivalente. El univalente con enfoque de especializaciones puntuales hacia adentro de cada uno de los sectores y subsectores económicos. El polivalente con enfoque de especialidad que mantiene la dimensión de cada uno de los sectores económicos o de la combinación de los subsectores que lo componen.

Art. 9.- El Bachillerato en Artes persigue la formación en los jóvenes adolescentes de un generalista en un ámbito de acción y desarrollo artístico, mediante la formación de competencias profesionales que guarden la dimensión del ámbito artístico y la del bachillerato. Estas competencias profesionales se combinan con competencias académicas y de desarrollo personal, en lo individual y social.
El Bachillerato en Artes es de corte polivalente respecto de un ámbito de acción y desarrollo artístico. Cada bachillerato deberá cubrir por completo todas las líneas que comprenda un ámbito artístico para evitar las super - especializaciones artísticas a nivel de bachillerato. La propuesta radica en formar primero un generalista en un ámbito artístico para luego ir a la especialización en estudios posteriores.

CAPÍTULO III
Lineamientos Curriculares

Art. 10.- El Bachillerato funcionará atendiendo a las siguientes normas generales:

a. Durará tres años lectivos, según calendarios que rigen cada régimen escolar
b. Podrá organizar el año lectivo por quimestres o por trimestres
c. Su plan de estudios deberá aplicarse en treinta y cinco períodos semanales de aprendizaje, como mínimo
d. El plan de estudio deberá organizarse por asignaturas o por cursos, según sea el enfoque curricular por contenidos o por competencias, correspondientes a cada tipo de bachillerato
e. Los contenidos de aprendizaje deberán organizarse de forma categorial, a fin de que se orienten a logros de aprendizaje también categoriales y se racionalice el número de unidades didácticas o de módulos, según sea el enfoque curricular utilizado, asignados a cada año escolar.
f. El número de períodos de aprendizaje semanal asignados a cada asignatura o curso, dependerá de las necesidades que el perfil del graduado demande en cada caso.
Art. 11.- El marco curricular de cada uno de los tipos de bachillerato, los ámbitos de aprendizaje, el perfil del bachiller y los contenidos concretos constan en el documento: "Lineamientos Administrativo Curriculares del Bachillerato en el Ecuador".
El marco curricular general establecido para cada tipo de bachillerato que consta en el documento mencionado debe ser observado por todos los establecimientos que ofrecen bachillerato en Ecuador. A base de las líneas generales allí definidas, cada establecimiento desarrollará su propio proyecto institucional y su propuesta curricular.

Art. 12.- La concreción de los lineamientos curriculares a nivel de institución educativa se logrará con el desarrollo del siguiente proceso:

a. En lo curricular
El siguiente proceso deberá ser desarrollado con características participativas de todo el equipo humano, guiado y visualizado por las instancias de liderazgo técnico y administrativo:
· Elaboración de las bases sociales de currículum, principalmente con la identificación de las necesidades que este persigue enfrentar respecto del entorno específico de la institución educativa.
· Elaboración de las bases epistemológicas, con la precisión e interpretación de los principales conceptos que fundamentan el currículum y sus contenidos curriculares, a nivel de institución educativa.
· Elaboración de las bases psicopedagógicas, con la identificación de las características fundamentales de los estudiantes y la toma de posición respecto de los paradigmas pedagógicos que orientarán las prácticas educativas en la institución educativa.
· Diseño del plan de estudios, como la forma de organización y especificación de las líneas curriculares de aprendizaje de los estudiantes, su secuencia, carga horaria y organización de la estructura escolar.
· Selección de metodologías de aprendizaje, con la identificación, adopción o diseños de las formas de trabajo didáctico para el logro de aprendizajes en los alumnos.
· Diseño del sistema de evaluación de aprendizajes, mecanismos y organización de las estrategias pedagógicas para lograr medir y evaluar el nivel de logro en los alumnos. Es necesario relacionarlos con el sistema de promoción y graduación de los estudiantes que el Ministerio de Educación y Cultura tengan vigencia.
· Planificación micro - curricular, determinación para idear, concretar y administrar el proceso de aprendizaje de los estudiantes.
· Evaluación curricular, diseño de un sistema que recoja y analice las informaciones necesarias, a lo interno ( evaluación de aprendizajes, evaluación de profesores, evaluación de directivos y administrativos) y externo de la institución educativa ( evaluación desde los padres de familia y seguimiento de graduados). Este nivel de evaluación deberá servir para mantener un proceso de mejora continua de la calidad del currículum institucional.

b. En lo administrativo
Se desarrollarán las siguientes operaciones mediante un proceso ejecutado principalmente por los equipos altos de gestión institucional:

· Organización administrativa: Diseño del aparato administrativo y del orgánico funcional específico, como concreción de la normatividad general respectiva a nivel institución educativa.
· Elaboración de reglamentos internos: sistema de reglamentos que oriente las acciones de los principales actores de la institución educativa: directivos, profesores, estudiantes, padres de familia.
· Elaboración de un plan educativo institucional como instrumento de desarrollo institucional, en lo estructural y respecto de su servicio educativo en el mediano plazo. Respecto de este plan habrán que diseñarse anualmente planes operativos como concreción de las acciones anuales para el cumplimiento del Plan Educativo Institucional.

Art. 13.- Los documentos curriculares producidos con el proceso descrito deberán ser aprobados por el Consejo Directivo de cada Institución educativa.

CAPITULO IV
De las Titulaciones

Art. 14.- El título que extenderá el bachillerato será el de BACHILLER y será el Ministerio de Educación y Cultura quien regule los procesos de graduación.
Los Bachilleratos de índole científico extenderán el título de BACHILLER EN CIENCIAS.
Los Bachilleratos de índole técnico extenderán el título de BACHILLER TÉCNICO EN…(Nominación del Bachillerato)
Los bachilleratos de índole artístico extenderán el título de BACHILLER EN ARTES…(Nominación del Bachillerato)

Art. 15.- Sólo podrán extenderse títulos de bachiller con las características descritas en el precedente. Otras formulas y denominaciones no son legales en el Ecuador.

CAPITULO V
Administración del Bachillerato

Art. 16.- Las instancias de dirección y ejecución de las reformas del bachillerato son las siguientes:

a. El Programa Nacional del Bachillerato del Ministerio de Educación;
b. Las Direcciones Provinciales; y,
c. Los establecimientos que imparten el bachillerato.

Art. 17.- El Programa Nacional de Bachillerato establecido con jurisdicción a nivel nacional es la instancia de la administración central que coordina, ejecuta y evalúa el proceso de reforma, definición y ordenamiento del bachillerato a nivel nacional.
El Programa Nacional de Bachillerato absolverá las consultas que sobre la ejecución de la reforma le formulen las Direcciones Provinciales y los establecimientos educativos.
Tienen la facultad de resolver en segunda instancia cuando estos últimos eleven solicitudes o quejas respecto de las decisiones tomadas por las Direcciones Provinciales.

Art. 18.- En cada una de las direcciones provinciales de educación existirá un equipo especializado para aprobar las concreciones curriculares a nivel de instituciones educativas.
Las direcciones provinciales de educación tendrán la facultad de aprobar los documentos curriculares que formulen los establecimientos de su jurisdicción.
Igual facultad tendrán las direcciones provinciales de educación respecto de los establecimientos que estén bajo su jurisdicción.

Art. 19.- Es responsabilidad de cada institución educativa que ofrezca bachillerato concretar la formulación curricular para cada uno de los tipos de bachillerato que ofrezca, aplicarlo y desarrollarlo permanentemente, integrado a la formulación de un Proyecto Educativo Institucional.
Los establecimientos someterán esa formulación curricular a la respectiva dirección provincial de educación o dirección de educación bilingüe en caso de que esas instancias no las aprobaren los establecimientos podrán apelar al Programa Nacional de Bachillerato que resolverá la cuestión en última instancia.

Art. 20.- Los programas de reforma del bachillerato organizado a nivel nacional con la modalidad de redes, funcionarán a base de la normativa especial dictada para ellos mediante acuerdos ministeriales. Coordinarán sus actividades con el Programa Nacional de Bachillerato.
Los establecimientos que formen parte de estas redes someterán su formulación curricular a las instancias previstas en su normativa particular. En este caso no debe someterla a la aprobación de las Direcciones Provinciales.

CAPITULO VI
Disposiciones Generales

Art. 21.- El Ministerio de Educación y Cultura a través de sus instancias especializadas regularán los sistemas de evaluación, la suplencia, la promoción, proceso de graduación, formatos de títulos, pases de alumnos.

Art. 22.- Todos los establecimientos educativos del país que posean oferta de bachillerato tienen un plazo de dos años, desde la promulgación del presente Decreto para adecuar sus formulaciones curriculares a los lineamientos constantes en el presente Decreto Ejecutivo y en el Documento Anexo.

Art. 23.- El Ministerio de Educación emitirá los Acuerdos necesarios para dirigir y orientar la aplicación de la reforma del bachillerato que se regule en este Decreto.

Art. 24.- El Programa Nacional de Bachillerato creará los mecanismos operativos no previstos que estén orientados a fortalecer la aplicación de las disposiciones constantes en el presente Decreto Ejecutivo.

Art. 25.- Se establece como necesaria una práctica de comunicación, transferencia de experiencias, compartir logros, intercambio de documentos técnicos curriculares inclusive programas, entre todos los establecimientos educativos del país de nivel de bachillerato. El Programa Nacional de Bachillerato alentará la práctica para lo cual creará los mecanismos pertinentes amparado por el artículo anterior.

Art. 26.- La Dirección Nacional de Mejoramiento Profesional DINAMEP, adecuará sus sistema de capacitación a los contenidos y a los lineamientos que establece el presente Decreto Ejecutivo.

Art. 27.- El Programa de Reforma Curricular del Bachillerato que lleva adelante una red de colegios mediante convenio entre el Ministerio de Educación y la Universidad Andina Simón Bolívar, así como las demás experiencias de reforma que se han generado en el país deben poner a disposición de todo el Sistema Educativo la documentación que ilustre sus experiencias, de manera que estas puedan ser conocidas por los establecimientos del país al formular sus formulaciones curriculares del bachillerato en el marco de lo establecido en este decreto.

Art. 28.- Todas las instancias del régimen escolar, central, provincial y cantonal, respetarán todas las disposiciones constantes en el presente Decreto Ejecutivo y estarán obligadas a apoyar su aplicación.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

PRIMERA.- Seguirán vigentes todas las propuestas de bachillerato ofrecidas por las instituciones educativas hasta que cumplan con los procesos de adecuación y actualización aquí establecidos y empiecen a aplicar el nuevo currículum dentro de los próximos dos años.
SEGUNDA.- Los programas de reforma del bachillerato que se encuentran en ejecución, inclusive el desarrollado por la red de colegios establecida mediante convenio del Ministerio con la Universidad Andina Simón Bolívar, adecuarán sus propuestas a los lineamientos y plazos constantes en el presente Decreto Ejecutivo.
TERCERA.- Todos los colegios que tengan la condición de experimentales deberán adecuar sus propuestas a estos lineamientos, en las condiciones y plazos establecidos.
CUARTA.- Los Acuerdos Ministeriales que regulan las reforma curriculares del bachillerato, entre ellos los referidos a la red mantenida por el convenio MEC - UASB seguirán vigentes en todo lo que no se oponga expresamente a los dispuesto en este Decreto.
ARTICULO FINAL.- De la ejecución de este Decreto que entrará en vigencia a partir de su publicación en el Registro Oficial encárguese el Ministro de Educación, Cultura, Deportes y Recreación.

Dado en el Palacio Nacional en Quito, a 21 de agosto del 2001.

Gustavo Noboa Bejarano, Presidente Constitucional de la República.-
Roberto Hanze Salem, Ministro de Educación, Cultura, Deportes y Recreación
Es fiel copia del original .- LO CERTIFICO
Marcelo Santos Vera, Secretario General de la Administración Pública.